Cómo aprovechar la maravillosa Río de Janeiro sin pagar más de la cuenta (II))

Por: Curri

En el anterior post sobre Río de Janeiro hablamos de dónde comer bien sin gastar mucho. Ahora toca…

Dónde dormir:

Partiendo de que la cosa está muy malita (fácilmente pagas por una habitación doble ciento y pico euros) una buena opción (yo me he alojado en él un par de veces) es el Hotel Atlantis Copacabana. Si vas en julio, por ejemplo, vas a pagar por una doble con desayuno 105 euros. No es para tirar cohetes pero te aseguro que tiene una de las mejores relaciones calidad-precio de todo Río. Su ubicación es perfecta, justo en medio de Copacabana e Ipanema. Está en una calle muy agradable y tranquila llena de árboles y plantas tropicales (en Río te sale una orquídea hasta de una farola) y solo caminando 400 metros… ¡te encuentras con esta visión playera!

En plan mochilero, el Ché Lagarto, una cadena argentina de albergues, tiene mucha fama y he conocido a gente que habla muy bien de él. ¿Lo bueno? Esta tiradísimo de precio, puedes pagar unos 10 euros por noche. ¿Lo malo? Que compartes habitación con hasta 11 personas. Si vas con tu chico/a en plan tórtolo, igual no es una buena opción. Si tienes presupuesto reducido, o viajas solo, o te gusta conocer gente de todas partes (y descubrir que los ronquidos no tienen fronteras) éste puede ser tu sitio.

Esta cadena tiene también lo que llaman en su web “hostales de nivel”, los Ché Lagarto Suites. O sea, hostales modernetes, aunque a precios más de modernetes que de hostal. Aún así, las críticas son bastante buenas.

En todo caso, te aconsejo que contemples la opción apartamento, porque te puede salir más barato que un hotel. Echa un ojo a Homelidays. Tienen muchos apartamentos de particulares con opiniones de los que han pasado por ellos.

Dónde beber:

Lapa:

Igual que vas al Pan de Azúcar, al Corcovado o al Maracaná, tienes que ir una noche (o todas) a Lapa, el barrio bohemio carioca de toda la vida (y marginal durante décadas) en pleno centro histórico de Río.

En la noche de Lapa te vas a encontrar la esencia de la ciudad porque están todos los Ríos posibles mezclados: negros, blancos, mulatos, pobres, pijos, alternativos, guiris…

En Lapa puedes gastar según tu bolsillo, desde pagar a precios europeos en Rio Scenarium (sitio es-pec-ta-cu-lar!!! con música en vivo) hasta ir de puesto en puesto callejero pillando latas de cerveza (1 euro y pico) o caipirinhas (2.5 euros) y tomártelas por la calle en medio de una especie de botellón gigantesco a lo carioca.

Te aconsejo que rodees la calle Joaquim Silva mezclándote con todo el mogollao hasta llegar a la ultrafamosa escalera de Selarón, un artista chileno que lleva 30 años decorando con azulejos de todo el mundo las escaleras que suben al barrio de Santa Teresa. El resultado es éste tan guay:

 

Y aquí van algunos de mis bares favoritos en Lapa:

Casa da Cachaça: tasquita fundada en el año 60 algo costrosilla (pero ahí está su encanto) en la que beber una caipirinha igual un euro más cara que las de calle, pero mucho más rica. El ambiente que se forma en su exterior podría ser malasañero perfectamente. Perfecto para pegar la hebra mientras te vas chuzando relajadamente pouquinho a pouquinho…

Semente: este sitio me da muuuuuy buen rollo. Es un bar muy pequeño, muy carioca, con mucha solera, ideal para escuchar música en vivo cualquier noche de la semana, especialmente los lunes. Eso sí, puede que el resto de Lapa esté bastante vacío..Se paga unos 8 euros de entrada. .

Carioca da Gema: mejor ir entre semana, porque viernes y sábado se pone hasta la bandera. Sitio de toda la vida con grupos de samba cantando en directo y cariocas meneando cintura y tú con la boca abierta.  Es una opción más cara y cobran entrada, pero es de esos lugares míticos de Río para escuchar buena música.

Escolas de samba

Si de verdad quereis ver cómo se mueve un carioca dándolo todo, teneis que ir, siempre que estéis en Rio entre mediados de noviembre y febrero, a un ensayo de alguna escuela de samba. Los mejores: los de Salgueiro y Mangueira.

Yo fui a esta última en noviembre pasado y la experiencia fue alucinante. La alegría y el buen rollo que se crea es difícil de explicar. Vale, igual tú sambando eres como un alemán bailando una rumba, pero a quién le importa…Es más, agradecerán que te integres en la roda de samba con tus pasitos ortopédicos y puede que hasta alguna mulata passista mega escultural te saque al medio de la pista…

Bip Bip

En Copacabana e Ipanema tenéis muchos sitios convencionales para beber una copa, pero si quereis conocer algo diferente, teneis que pasar por el Bip Bip:

Es una tasca diminuta de Copacabana en la que cada noche se juntan músicos cariocas de todas las edades para improvisar en directo. Tú llegas, entras, te vas directamente a la neverita, coges tus bebidas y le dices al dueño lo que has pillado. El las va apuntando con pachorra, pero !ojo! porque el hombre (el señor de barbas de la foto de abajo) !tiene mucho carácter! No se te ocurra hablar en voz alta más de la cuenta porque te caerá un broncón del quince. Y no le falta razón, porque aquí realmente no se viene a otra cosa que a escuchar la mejor música tradicional carioca (!y qué música!). Quedan muy pocos sitios así en Río, así que mejor callar y sentir la música…

Otras recomendaciones cariocas:

No te obsesiones con la inseguridad. He estado bastantes veces en Río y jamás me ha ocurrido nada. Con sentido común y las típicas precauciones, vas a disfrutar de esta maravilla de ciudad sin problema alguno.

Ten en cuenta si vas apretadete de presupuesto que cuanto más al sur, es decir, cuanto más hacia Ipanema y Leblón (los barrios de más pasta), más caro es todo.

Las Havaianas, las famosas chanclas brasileñas, siguen siendo muuuucho más baratas que en España (y un buen regalo que abulta poco en la maleta). Cuestan entre 7 y 10 euros normalmente. Cómpralas en supermercados como Lojas Americanas, te ahorrará un par de euretes por chanclas, mínimo.

Acércate a las maravillosísimas playas de Prainha (mi favorita) y Grumari, a pocos kilómetros de Río. El transporte público no llega hasta ellas, pero podeis ir en el Surfbus. Preguntad por horarios porque pueden ser un poco irregulares.

Y por supuesto teneis que vivir una puesta de sol en la maravillosa playa de Ipanema…Y si es con una caipirinha en la mano, mucho mejor. Ya solo os faltará imitar a un carioca y decir: ¡¡olha que beleza!!  

 

 

Seguro que sabes algo y estás deseando comentarlo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s