Fabada asturiana, chuletón, tarta de queso, mucha sidra… ¡Y todo bueno, rico y barato!

  • Casa Sucón
  • Dirección: Carretera General s/n. Caldueñín. 33500 Llanes (Asturias)
  • Teléfono: 985 40 62 22
  • Cómo llegar: para ir desde Llanes, pincha aquí.
  • Especialidades: fabada asturiana (imprescindible), parrilla de carne (raciones enormes) y postres caseros (la tarta de queso es para llorar).
  • Otros datos: dispone de terraza, parking propio y abre todos los días. No tiene web.

Por: Jaime Rull / @RullandRock

En el sibarita accidental sentimos un amor muy especial por Asturias. Estoy convencido de que si el paraíso terrenal existió alguna vez fue en esta tierra y que la famosa manzana de Eva sirvió para hacer sidra asturiana.

Hace unas semanas ya hablamos de las maravillas del concejo de Llanes y de una de las mejores opciones de alojamiento barato en la zona, la Casa Pancho.

Hoy nos vamos a ir desde Llanes hacia el interior, hacia la montaña. Será en medio del puerto del Mazuco, a poco más de 20 minutos en coche desde Llanes por la carretera comarcal LLN-7, donde nos encontremos con el municipio de Caldueñín. A un lado de la carretera, oculto entre montañas y grandes masas de árboles, nos encontramos con el Restaurante El Sucón. Éste fue el escondido paraíso gastronómico que me ha revelado el insigne amigacho Pepe de Uriarte, habitual de la zona. ¡Gracias, Pepe!

Este restaurante tiene un amplio salón y parking propio. Pero lo mejor es su terraza cubierta junto a un arroyo que hace aún más agradable la comida.

Debemos tener claro que al restaurante El Sucón se viene a jugar a lo grande. Así que, para empezar, una vez analizada la carta, decidí abrir boca con un clásico asturiano como es la fabada.

Fue probar la primera cucharada y una lágrima de emoción recorrió mi rostro: ¡Era la mejor fabada que había tomado en mi vida! Una fabes que se deshacían en la boca, creando una mezcla perfecta con su caldo. Nada grasienta, -lo que ayudó a que la digestión no fuera pesada- y con morcilla, chorizo y carne de cerdo que resucitaban a un muerto. Y lo mejor, el pantruque típico de Llanes, una esponjosa bola de maíz que absorbe toda la esencia de la fabada que, cuando la pruebas, acaricias el Nirvana. El precio de esta generosa ración de fabada es 10 euros.

Pero el partido no había hecho más que empezar y en un sitio como El Sucón en el que una de sus especialidades es la parrilla de carne, era inevitable caer en la tentación en forma de chuletón de ternera. No era momento para cobardes. “¿Estáis seguros de que queréis un chuletón por persona?”. Esto es lo que nos dijo la camarera al tomarnos nota. Y no se equivocaba: más que a un chuletón de ternera, tuvimos que enfrentarnos a un chuletón de mamut. Eso sí, acompañado de ricas patatas fritas caseras y pimientos asados.

El susto inicial al ver semejante pieza de carne fue importante, pero nada más atacarlo nos encontramos con una carne sabrosísima, que se deshacía en la boca tras cada bocado. Eso sí, hay que llegar a El Sucón con hambre para poder acabárselo con cierta dignidad. Un consejo: los mejores días para comer carne a la parrilla en El Sucón son los miércoles y los sábados. ¿Por qué? Es en estos días cuando el carnicero hace el reparto de carne fresca al restaurante, y el cocinero la pasará directamente a la parrilla sin necesidad de conservarla durante días en un congelador. ¿Y el precio? De risa: 15 euros por semejante chuletón con el que pueden comer de sobra dos personas.

Y sé que es difícil, pero en El Sucón hay que dejar algo de hambre para sus postres caseros, especialmente para su tarta de queso.

Y no estamos ante una tarta de queso cualquiera, de esas que te hace bola cuando te la metes a la boca. No es una tarta al uso. Su ligereza nos hace pensar más en un flan de queso que reposa sobre una finísima base de hojaldre. El resultado es sencillamente espectacular. Su receta es un misterio y, por mucho que insistas, no lograrás arrancarla de los labios de sus cocineros o sus camareras. Eso sí, si la pruebas te enviciarás tanto que siempre que vayas a Asturias querrás peregrinar hasta El Sucón para tomarla de rodillas si fuera necesario. A mi ya me pasa esto. Y por si fuera poco, solo cuesta 3 euros.

Si vas a querer bajar esta opípara comida al ritmo de un licor, mi sugerencia es que siempre te decantes por su pacharán casero, de un intenso colo rubí.

Tras esta opípara comida se hace imprescindible “bajarla” con un buen paseo. Y la comarca de Llanes ofrece infinitas posibilidades para ello. Pero yo te aconsejo que ese agradable paseo te lo des por la espectacular playa de Torimbia y los senderos de su entorno, a poco más de 15 minutos del El Sucón en coche.

Piérdete por sus verdes caminos, sus miradores naturales y déjate llevar por el sonido de las olas al chocar con los acantilados que rodean la playa. ¿Querías un dia perfecto? ¡Aquí lo tienes!

Seguro que sabes algo y estás deseando comentarlo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s