Hotelito con historia en Saint Louis (y otras pistas para alojarte en Senegal)

lucha con chavales de fondo

Por: Curri

Saint Louis, la segunda ciudad de Senegal, ha conocido tiempos mejores. Desde que se fundó en 1659 y hasta 1902 fue la rica capital del imperio colonial francés en Africa Occidental. Ahora es un poco decadente y desvencijada a ratos. Pero como ocurre con La Habana o con algunas partes de Lisboa, en ese abandono, en sus desconchones, en esas bellisimas casas coloniales que piden a gritos una manita de pintura, está precisamente su encanto.

Sin llegar a la fotogenia de la otra joya colonial senegalesa, la maravillosa isla de Gorée, Saint Louis es un destino absolutamente recomendable con rincones espectaculares.

fachadas juntas

Al casco histórico de Saint Louis (en realidad una isla) se accede por el poderoso puente metálico Faidherbe, obra de 1897 de ingenieros franceses, y a escasos 200 metros se encuentra el Hotel Siki, al que llegué gracias a los consejos de mi amiga Natalia Reguera.

puente sofia

Si vais con un presupuesto muy pelado, en Saint Louis hay opciones más económicas, pero tiene una muy buena relación calidad-precio para darte un caprichete asequible. Tanto que en Tripadvisor figura como hotel más votadoentrada siki de la ciudad. En España se le llamaría con esa manida expresión de hotelito con encanto (de lo de “hotel boutique” mejor ni hablar), pero lo cierto es que el Siki tiene estilo. Mucho estilo.

Las habitaciones, no excesivamente grandes, están decoradas con muy buen gusto sin ser pretenciosas.

habitacion sikiEstán dispuestas alrededor de un vistoso patio colonial y lo mejor de todo, desde la balconada de tu cuarto puedes echar un ojo a lo que se cuece en una de las calles más bonitas del centro histórico, Patrimonio de la Humanidad.

vista balcon siki

 vista balcon señora

En el desayuno (incluido en el precio) no dejeis de pedir bouyi, el zumo del fruto del baobab (llamado pan de mono), y si os decidís a comer o cenar en el hotel, por 6, 7, 8 euros tenéis platos del día abundantes y muy ricos. Desde un yassa poisson hasta un muy español arroz meloso de pescado y marisco o un pulpo a la gallega (!!). Y es que en el Siki, propiedad de Jai y Blanca, ambos españoles y muy aventureros, se practica una cocina española-franco-senegalesa. ¡Viva la mezcla!

Además, el Siki tiene una solera muy especial. Fue casa y club del primer africano campeón del mundo de boxeo, Battling Siki, la pantera de Senegal. Vivió una vida tan intensa, desfases y borracheras antológicas incluidas, que hasta su muerte fue de película. En 1925, apareció asesinado en la calle, en Nueva York, cerca de su apartamento. Le habían descerrajado dos tiros en la espada. Tenía 28 años.

Pero en Saint Louis hay que echarse a la calle nada más llegar. Hay que patearse el casco histórico al ritmo relajado de los locales…

san luis ambiente

…y dejar también tiempo para excursones. A 60 kilómetros, en la frontera con Mauritania, se encuentra el Parque Nacional de Djoudj, con overbooking pajarero absoluto. Por él pasan hasta tres milllones de aves al año y se concentran 25.000 pelícanos a la vez.

Más cerca de Saint Louis, a escasos 25 kilómetros (de hecho lo mejor es acercarse en taxi), teneis la Langue de Barbarie, una lengua de arena entre el río Senegal y el Atlántico que se extiende a lo largo de kilómetros y kilómetros de playas vírgenes. Algo así como La Manga del Mar Menor antes de que se la cargaran y a lo bestia en extensión. Si las playas solitarias es lo tuyo, éste es tu sitio. Aparte de un francés que me crucé nada más llegar, tuve toda la playa (hasta donde me alcanzaba la vista) para mí solo. Bueno, solo solo, no estaba. Estaban…ellos.cangejos

…¡y toda su familia!

cangrejosdods

Nunca había visto tanto cangrejete junto. Si no fuera porque huían cagando melodías cuando sentían mis pisadas, la primera impresión era un poco “Cuando ruge la marabunta”, versión crustáceo.

Aparte de Saint Louis, ahí van otras dos buenas pistas para alojarte en Senegal: Keur Bamboung, un remoto eco-campamento en una reserva marina protegida dentro del parque nacional del Delta del Sine Saloum al que se llega por carretera, motora y burro, por este orden. Duermes en chozas básicas pero aquí el lujo está en sentirte lejos de todo y de todos en una isla rodeada de manglares por donde pululan monetes, facoceros, hienas y toda clase de aves. Gestionado por la comunidad local, cuesta unos 30 euros por día incluidas las comidas, sencillas, y rutas a pie y en barca por los alrededores.

vista general de cabañas

Y en Dakar, el Hotel du Phare. En una ciudad con alojamiento caro y regulero, este hotel sencillo situado en una calle muy tranquila de un barrio residencial, es una agradable sorpresa para el precio que cuesta. Después de mucho rebuscar, reservé en este hotel a 30 euros la habitación individual (en realidad me dieron un cuarto con cuatro camas para mí solo). Compartes baño (muy limpio) con otra habitación y más que un hotel, da la sensación de un hostal familiar o un pequeño albergue acogedor para viajeros que buscan comodidad a bajo presupuesto.

No está en el centro hiperactivo y caótico de Dakar, pero a cambio está a dos pasos de la playa de N’Gor, muy buen sitio para relajarse al atardecer con entretenimiento asegurado. Chavales jugando al fútbol, un campeón local de lucha senegalesa fogueándose, sus futuros rivales entrenándose unos metros más allá…Imposible aburrirse y menos si contemplas la escena desde una terraza con una Gazelle fresquita fresquita en las manos…

playa composicio

boxeacdor ngor

lucha plano corto

Seguro que sabes algo y estás deseando comentarlo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s