Acerca de elsibaritaaccidental

Me encanta viajar, me encanta comer y me apasiona disfrutar de las cosas buenas de la vida. Bueno, tengo un pequeño problema, no soy Flavio Briatore y es desde el día 1 de cada mes ya estoy a fin de mes. Eso sí, tengo una especial habilidad y una particular intuición para encontrar sitios en los que satisfacer al sibarita que llevo dentro por poco dinero.

En el ComicFan del Parque de atracciones de Madrid

Imagen

¿Qué? CómicFan para amantes de los cómics, súperhéroes, Star Wars y frikis en general. FIRMA GRATUITA DE LÁMINAS DE ENJUTO MOJAMUTO POR JOAQUÍN REYES EL SÁBADO 2 DE ABRIL HASTA LAS 18.00

¿Dónde? Parque de atracciones de Madrid

¿Cuándo? ComicFan todos los fines de semana de abril.

¿Cuánto? Entrada gratis a la ComicFan con el ticket del Parque de atracciones.

El McGuffin: poder llevarse gratis una lámina de Enjuto Mojamuto firmada y dedicada por el chanante Joaquín Reyes y sentarse en sus rodillas como hizo un humilde servidor.

image

Joaquín Reyes sienta a Jaime Rull en su regazo con gran regocijo por ambas partes.

image

Sigue leyendo

Primavera de nieve en Panticosa

  • ¿Qué? Panticosa, uno de los pueblos con más encanto del Pirineo aragonés y una estación de esquí renovada que engancha.
  • ¿Dónde? Panticosa, Valle de Tena, Huesca, a 9 km de la estación de esquí de Formigal. Buenas carreteras de acceso, el Pirineo más cercano a Madrid y Zaragoza.
  • ¿Por qué? Por estar en uno de los rincones más hermosos del Valle de Tena y por estar viviendo una inusual primavera con mucha nieve. Por ser Formigal-Panticosa el dominio esquiable del Pirineo aragonés.
  • ¿Cuándo? Cualquier época del año tiene su encanto.
  • ¿Cuánto? Apto para todos los bolsillos, desde el más económico (gran número de apartamentos y hostales a buen precio) al más pudiente.

Por Jaime Rull/@RullandRock

Tras un invierno raro, sin apenas nevadas hasta el final de la estación, ha llegado una primavera inusual con mucha nieve en el Pirineo, lo que está provocando imágenes espectaculares como éstas:
image
image

Así amanecía Panticosa en la mañana del Día del Padre, al comienzo de la Semana Santa de este 2016, tras recibir una nevada la noche anterior. Eran las 7 de la mañana y el cielo azul invitaba a abandonar la cama y a dejarse llevar por las calles empedradas  del pueblo de Panticosa…
image
image
image

image
image

…para al final desembocar en la cabecera de la estación de esquí. Nada recordaba a los bulliciosos y masivos aparcamientos de la vecina Formigal y las anchas pistas hasta –prácticamente- la puerta de tu coche. Árboles, un río y un puente que da acceso al único telecabina que sube hasta el núcleo central de la estación.
image
image

A esa hora comenzaba el trasiego de mercancías, comida, monitores de esquí y pisteros encargados de abrir la estación. Ya han dado las 8 y tengo la inmensa fortuna de subir en la primera cabina junto a Manuel –conocido por ‘Mele’ por amigos y lugareños- pistero que ya lleva 16 temporadas abriendo la estación, haga sol o haga ventisca.
image

Durante la subida voy descubriendo muchas cosas: la belleza de este rincón del Valle de Tena, las grandes posibilidades de esquí fuera de pista de Panticosa…
image
image

…y el bosque que preside las cotas más bajas de las estación, a diferencia de Formigal, donde apenas no hay árboles en toda su área esquiable.
image

Al llegar, un paraíso blanco. Nieve recién caída, pistas perfectamente pisadas y golosos fuera pistas para los más expertos.
image
image
image

Si hay algo que prima en Panticosa es su carácter familiar con una muy buena zona para debutantes y niños, jardín de nieve incluido.
image
Y a los más expertos sorprenderá la más que amplia oferta de itinerarios fuera de pista, travesía y ‘freeride’.
image
image

Espectacular el area esquiable en el Valle de Sabocos: imperdible. Sobre las vistas, que hablen estas fotos por sí solas.
image
image

image

image

La pista de retorno al pueblo -atención, una roja solo para expertos con zonas exigentes- es una maravilla. Discurre por el bosque y las vistas del valle son de las mejores de la estación.
image
image
image
image
Pero tiene un punto a mejorar: el final de la pista es muy abrupto y se estrecha formando un embudo en el que se agolpan tanto los esquiadores que finalizan dicha pista como los que se quitan los esquíes. Una zona en la que hay que tener mucho cuidado si no quieres llevarte a alguien por delante, no apta para debutantes.
image

Panticosa tiene otro atractivo especial y es que es muy accesible para los no esquiadores, gracias a su telecabina de acceso, y sus amplios restaurantes con espectaculares vistas a los que se accede fácilmente desde la salida de la cabina.
image
image
Este hecho, que se suma al atractivo del pueblo de Panticosa y su encanto alejado de la típica urbanización setentera y horrenda de muchas estaciones de esquí, hace que sea un destino maravilloso para disfrutar del Pirineo, con o sin esquíes.
image

image

image

Planes gratis en Madrid para Semana Santa: exposiciones de arte mientras disfrutas de rico tapeo

¿Qué? Exposición gratuita de pintura, dibujo y fotografía.

¿Dónde? Okela Colón, calle General Castaños 13, Madrid. Metro Colón o Alonso Martínez. Rico bar y restaurante. Especialidad en picoteo a buen precio (imprescindibles sus minitortillas de patata individuales), muy rico menú del día, cerveza bien tirada y copas premium elaboradas con mimo.

¿Cuándo? Hasta el 30 de marzo, de lunes a sábado de 8.00 de la mañana  a 1.00 de la madrugada. Domingo de 9.00 a 16.00.

Claves: fotografías de NY, artistas y cantantes y del mundo de la televisión por dentro, con la presentadora de La Sexta, Cristina Saavedra, como protagonista. Pinturas de gran formato a la técnica acrílica, láminas y dibujo. Autor, Jaime Rull (www.jaimerull.com <

image

image

image

Cocido y garbanzos con bacalao en tierras maragatas

 

2016-03-08 13.07.23

POR: CURRI

Un clásico de fin de semana en la provincia de León es ir a comer un cocido maragato en Castrillo de los Polvazares. Es un pueblo espectacular, pero le ocurre como a Pedraza (Segovia) y tantos otros pueblos monumentales: estéticamente son una maravilla, pero están totalmente orientados al turismo. Todo lo que tienen de bonito lo tienen de poco auténtico.

2016-03-08 13.12.37

2016-03-08 13.13.05

Aquí te vamos a proponer un plan alternativo: que goces por la mañana, a salvo del turisteo, de las preciosas calles de piedra y las antiguas casonas de arrieros de Castrillo, y después vayas a comer a algún pueblo vecino como Val de San Lorenzo, donde se encuentra el Mesón Maragato.

2016-03-08 13.15.31

En este restaurante ubicado en una casa de 1.844 bordan la cocina tradicional y especialmente la maragata. Si optas por los garbanzos, puedes elegir entre el cocido maragato (con sus tres vuelcos a la inversa: carne, garbanzos con berza, y por último, la sopa), los garbanzos con bacalao, o los garbanzos con gambas.

Nosotros nos decantamos por los garbanzos con bacalao y dimos palmas con las orejas con la elección. El precio nos echó un poco para atrás: ¿25 euros por un plato de garbanzos? Poco nos pareció después porque la cazuela de barro da para dos personas repitiendo varias veces e incluye un plato de riquísima cecina de aperitivo, bebida y postre.

Los garbanzos estaban suaves y cremosos de deshacerse en la boca y el taco de bacalao tamaño XXL, jugoso, fresco y de sabor impecable. Platazo caserísimo de los de mojar pan hasta decir basta.

De segundo pedimos carne maragata, un estofado a base de carne de morcillo típico de la zona. Viajó con nosotros a Madrid en tupper porque después de los garbanzos poco hueco nos quedaba, el justo para zamparnos una maravillosa leche frita de postre.

En la mesa de al lado, comentaban que las mollejas estaban “de película” y veíamos pasar también unos platos con pintaza increíble de lechazo, otra de las especialidades de la casa.

Al final a nosotros el festín nos salió con bebidas a 23 euros por barba. Una relación calidad-precio espectacular.

Y ¡ojo!: Val de San Lorenzo esta a sólo 5 kms de la salida 326 de la A-6. Es un planazo de parada para comer si vais a de camino a Galicia o Asturias.

 

2016-03-08 13.08.05

2016-03-07 11.12.512016-03-08 13.08.402016-03-07 11.09.19

 

 

 

 

 

 

 

Tapeo espectacular (y gratis) en León

catedral2
Por: CURRI
Con permiso de Granada, Alcalá de Henares (y otras), puede que León sea la ciudad de España donde mejor se tapee por la cara. Y encima con ambientazo. La oferta es apabullante, así que aquí va una ayudita. Esta es la ruta de tapas espectaculares (e hipercalóricas. Sílfides y flojers, absteneos) que hicimos un gélido sábado noche por el Húmedo y el Barrio Romántico de León. Y de extra ball, una recomendación en Astorga.
Codillo en la Taberna de Flandes: te lo sirven desmigado. Quizás un pelín salado pero rico rico de sabor. El sitio tiene su punto: parece una cervecería belga pero funciona como bar de tapas. El ambiente, mezcladito: desde pareja de abuelos a hipsterismo leonés.
Mini-bocadillo de calamares en el Monalisa: lo que en Madrid sería una pulga de buen tamaño y te lo cobrarían a 2 euros mínimo, allí te lo ponen con un simple corto de cerveza. Que no te asuste el mogollonazo, aquí se sirve a toda leche. Otra opción de tapa, las rebanadas de pan gigantes con morcilla untada que veíamos pasar ante nuestros ojos, tenían también una pinta brutal.
-La contundente sopa de ajo del Camarote Madrid: una de las más ricas de la noche. El salmorejo no nos convenció.
– La morcilla de La Bicha. Realmente aquí la tapa que nos pusieron fue un pedacito de chorizo cocido (muy rico) pero vale la pena rascarse el bolsillo y pagar los 5.75 euros de su ración de morcilla, considerada una de las mejores de la ciudad. El dueño tiene una fama legendaria de borde y de tratarte peor que un gorila de discoteca. Pero ahí también está el encanto: ¿me dejará entrar, no me dejará entrar? ¿me echará sin piedad?
– Los garbanzos de El Garbanzo Negro: es un bareto bareto, no busqueis ningún asomo de encanto, pero sus garbancetes en mini recipiente de barro con su caldito casero te alegran la noche.
– En Astorga, muy rica tanto la sopa de ajo como el salmorejo del Aizkorri.

Observatorio de Pic du Midi de Bigorre: las mejores vistas de los Pirineos

Minientrada

image

– ¿Dónde? Observatorio de Pic du Midi de Bigorre, Pirineo francés, Estación de esquí de la Mongie.

-¿Cuándo? Cualquier época del año, imprescindible contar con un día despejado.

-¿Quién? Ojo, para evitar problemas de oído, está prohibida la subida a los menores de 3 años.

-¿Cuánto? De 12 a 36€. Consulta tarifas en http://www.picdumidi.com/horaires-tarifs/

image

Por Jaime Rull / @rullandrock

Subir a lo alto del Pic du Midi de Bigorre y deambular por su Observatorio y sus terrazas es una de esas experiencias que hay que vivirlas, revivirlas, paladearlas y llevárselas a la tumba. Estamos hablando de las mejores vistas panorámicas del Pirineo, tanto francés como español, y -en suma- de uno de los mejores miradores del mundo.

Aquí una foto que da fe de ello:

Detrás de la linea del horizonte, España; concretamente, el Pirineo de Huesca.

image

Sigue leyendo

Bar Comporta, rica y barata gastronomía mediterránea en el madrileño barrio de Salamanca

Horario: Lunes a Domingo de 13.00 a 24.00 

Ubicación: Calle Serrano, 120 28006 Madrid 

Precio medio: 20 euros por persona 

Menu diario: 12,90 euros por persona

¡Atentos sibaritas, hoy nos recomienda un bar bueno, bonito y barato nuestra amigacha Jennifer Santos / @JennySantos1985!COMPORTA BAR LOGO

El madrileño barrio de Salamanca está lleno de restaurantes de moda, pubs exclusivos, after work y tascas de toda la vida. Por eso cuesta encontrar un sitio donde comer bien sin sufrir un infarto cuando llegue la cuenta. Y ese sitio es Comporta, un restaurante con un toque de gastronomía mediterránea pero que mantiene las recetas tradicionales.

Es un sitio para ir con amigos, con familia, en pareja o por trabajo. Comporta ofrece una larga lista de platos a degustar, con especialidades de la casa pero también con cocina tradicional llevada un punto más allá. Platos para compartir o platos para degustar uno mismo, eso depende del hambre con el que nos presentemos.

COMPORTA BAR MESA

Lo primero es el aperitivo. En mi caso fue una nueva experiencia de comer aceitunas, una reivención de este tradiconal aperitivo de tasca llevado a la nueva cocina. Por un lado esferificaciones de oliva verde, una auténtica explosión de sabor. Por el otro, una aceituna Kalamata con pimiento y gelatina de Martini. Una palabra: sorprendente.

Sigue leyendo

Visitar Botswana gastando 20 veces menos que el Rey (y sin tener que abdicar ni decir “lo siento”)

  • Nomad adventure tours: 39 Castle Street, Ciudad del cabo (Sudáfrica)
  • Teléfono: +27 214265445
  • http://www.nomadtours.co.za/page/home/
  • Precios: desde 575 euros una semana, alojamiento y comida incluidos, recorriendo el delta del Okavango y el parque nacional de Chobe

_____________________________________________________________________

Por: Curri

Botswana está considerado por muchos como uno de los mejores países -si no el mejor – del planeta para ver animales. La diferencia con otros países como Kenia o Tanzania es clara: mientras que en éstos es fácil ver un león, pero lo vas a compartir con otros 37 coches que le están rodeando a la misma vez que tú, en Botswana es fácil verlo también, pero además es muy probable que estés tú solo frente a él. ¿La razón? Pues seguramente obedezca a que el gobierno de Botswana busca un turismo no masivo, de alto poder adquisitivo, que se aloja en lodges de lujo asiático a los que solo se puede llegar en avioneta. Entonces, ¿hay que tener mucha pasta para visitar Botswana? No obligatoriamente. ¿Y hay que liarse a tiros con elefantes para no desentonar? No necesariamente. ¿Y solo te alojas en bungalows en los que te reciben con toallas dobladas en forma de cisne (¡verídico, lo he visto en una revista!)? No. Afortunadamente.

Existen formas más económicas y discretas de viajar por Botswana (o Botsuana, como se dice ahora). Yo lo hice hace unos años con una agencia sudafricana, Nomad Tours, aunque compré el viaje en Ámbar (que operaba con Nomad junto a la catalana Kananga). La relación calidad precio de Nomad es más que aceptable, tienen viajes por toda Africa de los más asequibles del continente y sus críticas en Internet siguen siendo muy buenas. Hacen rutas por el delta del Okavango y el parque nacional de Chobe, en Botswana, desde 575 euros 8 días, iniciando el viaje desde las Cataratas Victoria, en Zimbabwe y acabando en Johannesburgo (Sudáfrica). O lo puedes hacer al contrario, aunque cuesta un pelín más (ni idea el por qué). Duermes en tiendas de campaña comodísimas y están incluidas todas las comidas. Para los más comodones, también tienen alojamiento en lodges a precios algo más caros. El avión hasta allí es aparte, claro.

Pero vamos al turrón: las joyas de Botswana, empezando por el delta del Okavango, el delta interior mayor del mundo. Una pasada de la naturaleza en forma de laberinto de islas, lagunas y canales, que en su época de mayor plenitud puede llegar a tener una extensión inundada de 22.000 km2, similar a la provincia de Badajoz. En esta telaraña gigantesca de agua, la vida animal es impresionante y además, tiene una ventaja sobre la inmensa mayoría de parques nacionales africanos. Aquí tú ves a los animales desde otra perspectiva: los ves desde el agua en un mokoro, piragua tradicional de madera en la que caben dos personas más el conductor que va perchando. Mientras te deslizas silenciosamente en él a ras del agua, vas viendo águilas pescadoras como la de la foto, antílopes, hipopótamos, búfalos…Y con mucha suerte (pero mucha, mucha) puedes ver chapoteando a los únicos leones nadadores del planeta, los leones del Okavango. A la fuerza ahorcan, así que los leones de la zona, antes que morirse de hambre, han aprendido a nadar en época de inundaciones para zamparse a sus presas en medio de esa maraña de agua espectacular. Por supuesto, una de las sensaciones más alucinantes que puedes vivir en el Okavango es ver un elefante a pocos metros. A veces, desde el mokoro…

…y otras veces en tierra firme, tú calladito y quieto, mientras el amigo elefante trastea medio escondido en la maleza.

De vuelta a la piragua, de vez en cuando es posible que te saludes con la gente local. Algunos de ellos, como este matrimonio que nos cruzamos, utilizan el mokoro como medio de transporte en el río Okavango.

O es posible que los que te saluden a gritos desde la orilla sean niños como éstos (ya pueden estar a dos kilómetros de ti que los nenes africanos siempre te van a saludar desde lejos gritándote y con la mejor de sus sonrisas)

Otra experiencia increíble es dormir al raso o en tienda de campaña en una de los centenares de islas que se forman en el delta del Okavango, con unas puestas de sol africano, de rojo fuego, absolutamente espectaculares. Fuera del delta del Okavango, aunque no muy lejos de él, se encuentra el también maravilloso parque nacional de Chobe, 11.000 km2 de sabana y arbolado con cuatro de los big five: león, búfalo, leopardo y elefante (el rinoceronte es muy difícil de ver aquí). Nosotros nos encontramos en Chobe con estos elefantes cuando íbamos subidos en el techo del camión y la sensación de verles a tu misma altura fue brutal, entre adrenalínica y un poco de “huevos de corbata”, pa qué engañarnos…

Y por si fuera poco, Botswana tiene uno de los desiertos más extremos del planeta, el Kalahari. En él acaba sepultado el río Okavango, quedando el delta en su mínima expresión en época de sequía.

Lo dicho. Si visitas Botswana te encontrarás con un país, algo más grande que España, con algunos de los parques naturales más bellos y salvajes del planeta y en el que el lujo puede ser contemplar uno de los cielos nocturnos más estrellados del hemisferio sur. Y seguro que la única trompa que te coges es con la Shibuku Shake Shake, la cerveza local. Por cierto, la venden…en tetra brik. No va a ser todo tan guay…

De tapas ricas y baratas por Sigüenza

  • Bar de tapas La Alameda
  • Dirección: Paseo de la Alameda, 2. Sigüenza (Guadalajara)
  • Teléfono: 949 390 553
  • Las claves: tapeo rico y barato. Buen ambiente y siempre animado. Imprescindible probar sus impresionantes chipirones a la plancha -6,90 euros- y los ‘perdigachos’ -2,10 euros-. Caña o vino a 1,20 euros.
  • Twitter: @BarAlameda

Por: Jaime Rull / @RullandRock

Sigüenza es una de las ciudades típicas que siempre se menciona cuando se habla de villas medievales. Hordas de turistas visitan esta bella ciudad cada fin de semana, como si de un parque temático de la Edad Media se tratara, y que sólo quieren saciar su voraz apetito gracias a sus típicos -y sabrosísimos- asados castellanos de cordero o cabrito. Esto es lo típico, lo de siempre… así que no voy a hablar de ello.

Sigüenza se merece con creces la buena fama que tiene gracias, por ejemplo, a su rica historia. Pero si hay algo que me gusta de ella es que cada vez que voy por allí no deja de sorprenderme. Siempre hay algún rincón, una esquina, algún paraje nuevo y secreto por descubrir. Sigüenza tiene algo, tiene alma.

Precisamente, una de las más agradables sorpresas que me he llevado en esta ciudad me la encontré frente a su principal arteria verde, la Alameda.

Fue aquí, vagando por esta avenida arbolada, donde una vez decidí reponer fuerzas a base de tapeo en un bar que se encuentra al comienzo de la misma, frente a la antigua ermita del Humilladero (actual oficina de Turismo de Sigüenza). En un alarde de originalidad, el bar en el que recalé fue bautizado con el nombre de ‘La Alameda’.

Me llamó la atención que estuviera especialmente animado con gente autóctona de la ciudad y no tanto por turistas. Su variedad de tapas acabó por convencerme.

Una vez dentro del bar me dejé llevar por uno de esos antojos irracionales que todos tenemos alguna vez: me dio por pedir unos chipirones a la plancha, algo no muy normal si nos encontramos en el corazón de Castilla La Mancha, en la cuna del asado, y a más de 300 kilómetros de la costa más cercana. Vamos, es lo mismo que te entre antojo de cochinillo asado estando en Benidorm.

Pues bien: ¿cómo me iba a imaginar que en el corazón de la Castilla medieval me iba a comer los mejores chipirones a la plancha de mi vida? ¡Lo prometo: ni en San Sebastián, ni en la costa andaluza, asturiana o gallega he probado chipirones mas ricos! Sé que suena un poco radical, ¡pero es así! Y mira que sólo se trata de chipirones a la plancha, sin una salsa muy elaborada. Pero tienen un sabor tan intenso y especial que le vuelven loco a uno. Y todo a un muy razonable precio de 6,90 euros la ración.

La cocina del Alameda es sencilla y sin grandes alardes. Pero la clave es la indiscutible calidad de su género y unas recetas caseras para todos los públicos que satisface a cualquier estómago con nota muy alta.

Aparte de los chipirones, también son muy recomendables las siguientes tapas y pinchos:

  • El perdigacho: una de las especialidades de la casa y que caen a cientos los fines de semana, cuando Sigüenza es un auténtico hervidero. Se trata de una rica tosta caliente con anchoa de calidad de primera y tomate. Pincho ideal para empezar a abrir el apetito junto a unas cañas. Precio: 2,10 euros la unidad.
  • Lacón a la plancha: lo preparan como los ángeles, cortado a finas lonchas -algo poco habitual, por desgracia- y con un toque de rico pimentón. Precio: 6,90 euros la ración.
  • Champiñón rebozado con alioli: el Bar La Alameda tienen un arte notable con las frituras, como mejillones tigre o gambas gabardina. Pero estos champiñones rebozados son una victoria asegurada. Es una de las tapas más populares y solicitadas. Precio: 5,90 euros la ración.

Después de llenar la panza a base de rico y barato tapeo, se impone bajar la comida con un agradable paseo. Lo típico es hacerlo por las empinadas callejuelas medievales de Sigüenza. Pero si buscamos algo realmente diferente, dejémonos llevar por los pueblos y caminos que rodean a la ciudad, como Palazuelos, Carabias, Imón, Ures y Pozancos. En un próximo post te contaré diferentes rutas por ellos. Posiblemente, es uno de mis parajes favoritos donde siempre me gusta perderme. Sobre todo en el mes de junio, cuando los campos de cereal están en su dorado apogeo antes de la siega.

Paisajes que bien me recuerdan a los que pintara Van Gogh en La Provenza…

 

A modo de aperitivo de la siguiente entrega sobre los secretos rincones de la comarca de Sigüenza, te dejo salivando con los chipirones del Alameda y con estas fotos de los paisajes que te esperan en los alrededores de la inigualable Ciudad del Doncel. Pero, por favor, ¡guarda el secreto!

Alojamientos baratos y con encanto en la comarca de Sigüenza

Por: Jaime Rull / @Rullandrock

La comarca de Sigüenza, Guadalajara, está repleta de sorpresas. Ya te adelanté algo en un anterior post. Desde que la descubriera por primera vez, allá por 1996, se ha convertido para mí en un paraje en el que siempre me gusta perderme. Es como un refugio íntimo para mí. Así que hoy te voy a desvelar diferentes alojamientos baratos y con encanto para que puedas disfrutar de todo lo que ofrece esta comarca… ¡que no es poco!. Te empezaré contando opciones en la misma ciudad, pero también en uno de los pueblos que rodean a Sigüenza, para que alucines con su entorno natural, la sucesión de pueblos de rica historia y los bellos paisajes que orbitan en torno a ella. ¡Allá vamos!

.

Hostal Puerta Medina

  • Dirección: c/ Serrano Sanz 9, Sigüenza (Guadalajara)
  • Teléfono: 949 391 565 / 625 144 627
  • Correo electrónico: info@puertamedina.es
  • www.puertamedina.es

El Puerta Medina es una de las mejores y más baratas opciones de alojamiento en Sigüenza. A menos de 5 minutos a pie de la Catedral y del paseo de la Alameda, se encuentra estratégicamente ubicado en la ciudad, en pleno barrio barroco de San Roque. Además tiene una gran ventaja: dada su localización, te ahorras las empinadas cuestas que caracterizan al centro histórico de Sigüenza y te permite aparcar cerca del hostal (dato importante, si vas a viajar en coche).

Sigue leyendo