Un carpaccio diferente… ¡de sandía!

Hoy te traemos una nueva receta de nuestro colaborador gastronómico, el cocinero Roberto Baquero. ¿Te imaginas una versión de fruta de un clásico para carnívoros como el carpaccio de ternera? Suena extraño, pero nosotros lo hemos probado y damos fe de que está para chuparse los dedos. ¡Atiende y toma nota de esta receta con la que sorprenderás a tus amigos!

..

Carpaccio de ternera vegetariana

Por: Roberto Baquero

Os animo de nuevo a poneros manos a la masa y a ser por unos minutos los dueños de la cocina. Y digo por unos minutos porque la sencillez y facilidad en la elaboración es nuestro lema. “Carpaccio de ternera vegetariana”. Más de uno se preguntará lo siguiente: “Pero, ¿este tío quiere decir que la ternera con la que elaboramos el plato había comido verdura?”. Pues no; sino que os voy a enseñar como un producto vegetal, en este caso fruta, lo podemos transformar para que tenga la aparencia de un alimento cárnico.

Ingredientes para una ración para 3 personas:

  • 1/4 de sandía
  • 100ml de caldo de ternera oscuro
  • 50ml.aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal en escamas
  • Queso rallado curado (al gusto)
  • Tortitas crujientes
Elaboración:
Cortaremos la sandía en láminas finas de 0,5 cm. aprox. y las depositaremos extendiéndolas en un recipiente y cubriéndolas con el aceite y el caldo de ternera oscuro. Mantenerla en nevera durante 1 hora. Sacar la sandía de los líquidos y colocarla a forma de viruta de jamón sobre el plato o fuente que escojamos. Salpimentarla al gusto y añadir el queso o servirlo en un bol como acompañamiento junto a las tortitas. Consumir frío.
Aquí os dejo la sencilla receta de un entrante con el que sorprenderéis a vuestros comensales.
—-

Festín de marisco low cost en Punta Umbría

  • Los Caracoles: calle Ancha, 53. Punta Umbría (Huelva)
  • Claves: bar de tapas-freiduría versión autoservicio. Gambas, camarones, patas de cangrejo y cigalas a precios de risa. Fritura variadísima: choco, adobo, tortillitas de camarones, flamenquines…Especialidades: caracoles y habas enzapatás.
  • Precio: 8-12 euros por persona.
  • www.barcaracoles.webuda.com

Por: Curri

En el bar Los Caracoles, en la calle más concurrida de Punta Umbría, no hay pijadas que valgan. No hay servicio de camareros, sino que tú vas a pedir a la barra. No hay manteles, como mucho servilletas de papel y los platos son de plástico. O directamente te comes la fritura en un cucurucho de papel de estraza. Pero oigan, ¡¡este bar es glorioso!! Y debemos ser muchos los que lo pensamos porque el trajín de gente entrando y saliendo en este histórico bar de Punta Umbría es alucinante. 

¿Qué tiene de especial Los Caracoles, aparte de que los tercios de Cruzcampo (¡ojito!) valgan solo 1.10 euros? Pues por ejemplo, que nada más entrar, te topas con este mostrador rebosante de gambas frescas…

…¡A 2.50 o 4 euros el plato según el tamaño! Yo me decidí por el más barato (y estaban de muerte, qué queréis que os diga)

Pero en el mostrador tu mirada se desviará también a la izquierda. Concretamente, a estas hermosas patas de cangrejo que están diciendo: ¡chuperretéame! ¿El precio? De risa: 1, 2 ó 3 euros.

Y si quieres hacer la jugada completa, pídete un platito o cucurucho de camarones.Te los comes como pipas y los pagas…más baratas que las pipas: ¡a 1 eurete el plato!

Lo que ves en la foto junto a los camarones es otra especialidad de la casa (y de Huelva en general): las habas enzapatás. A mí me las dieron para probar como cortesía de la casa y aparte de tiernísimas, tienen un sabor muy particular. Seguramente cuando las pruebes, pienses: ¿soy yo o estas habas me saben a menta? Pues no, no eres tú. Las habas enzapatás se cuecen en agua con sal y poleo-menta o hierbabuena. ¿El resultado? Espectacular, amigos. Tanto como su precio: ¡2 euros el plato!

Pero ahí no acaba la cosa. Las cocineras no dan abasto para rellenar cucuruchos de choco, adobo, tortillitas de camarones, croquetas, pechuga empanada, flamenquines…Una variedad de fritura alucinante a 5 euros el cucurucho. Las cazuelitas de caracoles vuelan y los camareros despachan tapas con una velocidad que no había visto en mi vida. Vale, igual la presentación no es de primera, pero ¿a quién le importa cuando pagas entre 1.70 y 2 euros por buenísimas tapas de ensaladilla, papas ali oli, pulpo o aliño de huevas?

En resumen, un bar genuino de los que ya no quedan para darte un festín de gambas o tomarte un aperitivo espectacular. Y todo por menos de 10 euros por barba. ¿Es glorioso o no es glorioso?

En crisis, ¡viva la cerveza de marca blanca!

Son tiempos de crisis, de subidas de IVA y de recortes sin fín. Así que en El sibarita accidental nos declaramos fans incondicionales de las marcas blancas que nos deparan más que agradables sorpresas para los amantes del sibaritismo ‘low cost’ de supermercado. Hoy, nuestro amigo y colaborador Diego Fernández, amante del buen beber, te trae una selección de las mejores cervezas de marca blanca que te puedes encontrar en tu visita a un supermercado. ¡No te pierdas estas recomendaciones, amigo cervecero!

Por: Diego Fernández / @diegogtf

Hay cervezas baratas, que las tomas y te dejan más frío que el mármol, pero si la cerveza es rica y cuesta poco, es el doble de buena. Llegados a esta verdad universal, os paso una lista de cervezas de marca blanca, en distintos formatos y tamaños. Para que en vuestra nevera no falte nunca una cerveza fría y además, ¡AHORRES!

..

Tercios de cerveza marca El Corte Inglés

¡Señoras y señores los tercios de El Corte Inglés los hace Alhambra!

Cuestan 2,75 euros en pack de 4 y están exquisitos. Imagina que llegas a casa tras un día de mucho, mucho calor. Coges uno de estos tercios bien frío del fondo de la nevera y lo abres. Tras el primer sorbo, enhorabuena acabas de alcanzar el cielo. Mi refresco favorito del verano y el mejor cervezón low cost.

..

Perlenbacher / Lidl

Es la marca de cerveza de estos supermercados alemanes. Y si los alemanes saben hacer algo, además de pedir recortes al resto de países de la Unión Europea y coches fiables de alta gama, es cerveza. No es que sea una exquisitez, pero es una lager con un sabor profundo que deja bastante regusto y con un fuerte olor, aunque solo tiene 5 grados de alcohol. Está muy buena y su precio la convierte en mejor. 6 botellines a 1,79 euros o 6 botellas de 50cl a 2,99 euros.

..

Steinburg / Mercadona

Lo sé. Hacer un post en El sibarita accidental de la cerveza del Mercadona puede que te choque, pero es que está buena. Steinburg es una cerveza de marca francesa poco aromática y de un sabor suave y levemente amargo al final. 6 latas cuestan 2,45 euros y para nada están rellenas de un líquido imposible de beber. Mi recomendación es que si toca hacer barbacoa y hay que tener repleta la nevera de cerveza, pese a que la economía no acompaña, Steinburg es una opción razonable.

Atún, marisco y pescaíto rico y barato en la costa de Huelva

Por: Curri

Septiembre es un mes maravilloso para estar en la playa. Continúa el calorcito y encima puedes disfrutar de ella tal como se ve en esta foto de la infinita playa de Punta Umbría (Huelva): sin un alma los días de diario.

Así que, para los suertudos que aún estén de vacaciones y se encuentren por la zona de Huelva, aquí tienen la primera de dos estupendas (y tiradas de precio) recomendaciones gastronómicas que conocí gracias a mi gran amiga Ilde Llanes, a la que nunca agradeceré lo bastante no sólo que me acogiera (maravillosamente) de okupa este verano, sino que además me enseñara los rincones más auténticos de su tierra.

  • La Terraza: calle Garza, 3. Punta Umbría (Huelva)
  • Claves: todos los días cambian de carnes y pescados; especialidades: pescados salvajes a la plancha, calamares rellenos, huevas cocidas, garbanzos con langostinos, albóndigas de choco y atún de cuaresma, entre otras.
  • Precio: 20 euros de media.

La primera impresión que te llevas al entrar en La Terraza es la de estar en el clásico chiringuito de toda la vida, espacioso y luminoso, con su tejado de caña, sus sillas de plástico, sus manteles de cuadros…Pero si te fijas un poco más, te das cuenta de que no estás en un bar de playa normal y corriente, estás en un señor-chiringuito con mayúsculas.

Primero, porque tienen una plancha espectacular al lado de la barra donde se cocinan lubinas, caballas y doradas fresquísimas. Segundo, por su posición privilegiada frente a la playa de Punta Umbría:

Y tercero porque, cuando empiezan a llegar las raciones, te das cuenta de que aquí la materia prima es de primera y está cuidada y cocinada con cariño.

Nosotros, para ir abriendo boca, pedimos un vasito de gazpacho casero riquísimo (2.50 euros) y unas coquinas (9.50 euros) para las que no tengo palabras de buenas que estaban.

Solo puedo decir que pringamos pan en esa salsa como si nos fuera la vida en ello:

Seguimos con unos chocos fritos (9 euros ración / 5 media ración). Frescos, tiernos y cero grasientos, nada que ver con la fritanga que te dan en muchos chiringuitos playeros.

Y rematamos con una ración que me sorprendió por desconocida y porque estaba impresionantemente rica: atún de Cuaresma (10 euros). En Cádiz he probado el atún de mil formas: a la plancha, encebollao, en salsa, en brochetas…Pero nunca lo había probado así, al estilo moruno, con pasas, piñones, cebolla, tomate y patatas. Ya os podeis imaginar lo que duró en el plato con esta pintaza y un sabor sencillamente espectacular.

Y si la comida estaba rica, la atención de su simpatiquísima dueña, Rafi, no pudo ser mejor. Llegamos a comer pasadas las 4 de la tarde, a las 5 y pico no habíamos acabado, éramos los únicos clientes y no solo no nos pusieron mala cara, sino que ella y sus hijas (entre todas llevan este chiringuito que lleva décadas y que fue el primero en instalarse en la playa de Punta Umbría) nos animaban una y otra vez a quedarnos todo el tiempo que quisiéramos.

Rafi, a la que le gusta pegar la hebra con los clientes, nos contó además algunos de sus secretillos, como por ejemplo cómo cocina en la plancha las doradas salvajes durante ¡tres horas! o las huevas cocidas también en plancha con aceite de oliva virgen extra y zumo de limón recién exprimido. Y nos dio un “soplo” muy a tener en cuenta: las mejores sardinas de la temporada iban a llegar en el mes de  septiembre, según le habían dicho los marineros de la zona.

Así que, avisados quedáis: si estáis por Huelva en estos momentos, os podéis dar un pedazo de festival de sardinas a la plancha en La Terraza de Punta Umbría. Vais a comer de lujo… pero, ¡ojo!,  a precios de chiringuito. Y rodeados de vistas tan bonitas como ésta:

Menú del día con encanto parisino en Madrid… ¡por 11 euros!

  • Restaurante del Instituto Francés de Madrid
  • Dirección: c/ Marqués de la Ensenada 12, 28004 Madrid
  • Teléfono: 91 700 48 34
  • Precio: menú del día, 11 euros en salón, 12,40 en terraza (de lunes a viernes).

Por: Jaime Rull / @RullandRock

Poco queda ya a este verano que se está resistiendo a ceder el paso al otoño. Gracias a esto, aún podemos disfrutar de ese ‘momento terraza’ que tanto nos gusta a los que nos ha  tocado vivir en una ciudad demasiado grande como Madrid. Precisamente, paseando por el barrio de la Justicia de Madrid es donde podemos encontrarnos con uno de esos sitios ocultos que siempre nos gusta tener en el repertorio para sorprender a tu pareja o a un buen amigo. ¿Te imaginas trasladarte desde la madrileña calle desde la que se puede ver la siempre mediática Audiencia Nacional hasta el encanto de una terraza en el patio privado de una casa de París? Pues esto es posible cruzando las puertas del Instituto Francés de la capital. Será en esas puertas donde nos encontramos con este elegante pero discreto cartel por el que se nos invita a tomar un menú del día por 11 euros.

Cruzamos la bonita puerta de doble hoja de madera de un edificio de corte clásico. Se trata de una edificación de 1910 que nació con el fin de albergar al Liceo Francés.

Actualmente nos encontramos con la sede principal del Instituto francés en Madrid, institución encargada de difundir la cultura francesa en nuestro país. ¿Y hay mejor manera de hacerlo que a través de su gastronomía?

Pasado el recibidor donde encontraremos información de las actividades del Instituto, y bajando unas escaleras, se encuentra el restaurante. Pero lo que nos interesa se encuentra cruzando el comedor hasta una puerta que da acceso al patio de manzana del edificio: allí es donde se encuentra una terraza con el más típico encanto parisino en el corazón de Madrid.

Elegantes mesas y sillas de jardín, amplias sombrillas y abundante vegetación. Es lo que nos encontraremos en esta terraza donde realmente a uno le da la sensación de que el tiempo discurre más lentamente. Sin duda, un sitio perfecto para tomar un menú del día a un precio económico. Aviso para navegantes: el precio del menú en el interior del restaurante son 11 euros. En terraza tiene suplemento y asciende hasta los 12,40 euros, pero te garantizo que esos 1,40 euros de diferencia merecen la pena.

Entremos en faena y hablemos de comida. El verdadero toque francés de la cocina del restaurante del Instituto francés se encuentra en el gusto por los detalles, aunque nos encontremos con un sencillo menú del día de apenas 12 euros. Cuando fui por allí, de primer plato tuve la oportunidad de meterme entre pecho y espalda este rico plato de pasta con setas, con un rico toque de especias y con una magnífica presentación.

En el apartado de primeros platos, destaco las cremas, como las de puerros o la de zanahorias, ya que las bordan. Impresionante la lasaña de berenjena, un clásico de este restaurante que suele acabarse en los días que está en menú ya que todo el mundo que allí va a comer en esos días se abalanza sobre ella como pirañas.

Algo que te recomiendo es que procures llevar un horario europeo en este restaurante -muchos franceses lo frecuentan- e ir comer a primera hora, a partir de las 13.30, así tendrás garantizado encontrar una mesa libre en la terraza y tener disponibles todos los platos que ofrezcan en el menú del día.

En cuanto a los segundos platos, también rige el buen gusto en la preparación y la presentación. Por ejemplo, algo tan aparentemente tan sencillo como un filete de ternera, gana enteros cuando te lo preparan a la parrilla, bien acompañado con una rica ensalada con tomates cherry y hoja de roble y patatas fritas caseras.

Este gusto por los detalles también llega a los postres, donde siempre podrás elegir entre ricos helados -y no el típico y tristón helado al corte de chocolate, vainilla y nata- y platos de fruta preparada que bien apetece en días de calor. Por ejemplo, tacos de rica sandía fresca con hierbabuena.

Además, en las noches de verano de jueves y viernes, la terraza del restaurante del Instituto francés ofrece la oportunidad de cenar con menús diferentes. Para ello, es imprescindible llamar previamente al 91 700 48 34 para reservar.

El restaurante del Instituto francés, la mejor opción para viajar al encanto de una terraza parisina en el centro de Madrid. Bon appetit!

Chuletones y solomillos espectaculares y baratos…¡en Cádiz!

  • Ventorrillo El Nene: especializado en carnes a la parrilla de ternera retinta.
  • Dirección: Carretera Facinas-Los Barrios Km. 1.500 – Facinas (Cádiz)
  • Teléfono: 956 687 020 – 686 954 189
  • Precios: 25-28 euros con bebida y postre si pides un chuletón, solomillo o entrecot o menos si optas por otros platos. Menú del día por 10 euros de lunes a viernes.
  • http://ventorrilloelnene.es
Por: Curri
 
Como fan absoluto y entregado que soy de la provincia de Cádiz y sus maravillosas playas salvajes como ésta de El Cañuelo…
 
 
…Babeo de placer cada vez que voy allí y me como una buena ración de pescaíto en el (muuuuuy asequible) Manguita de Chiclana, unas ortiguillas en El Roqueo de Conil, un morrillo de atún de almadraba en La Pescadería de Tarifa (más caros los dos pero espectaculares), por no hablar del sashimi de atún (indescriptible) de El Campero de Barbate (más caro aún pero impagable por maravilloso) etc etc…
 
Pero este verano, aparte de comer buen pescado (se me olvidaban unas croquetas de choco buenísimas que comí en el restaurante Las Rejas, en la playa de Bolonia), tenía un antojo brutal de algo que no había probado todavía: un buen chuletón o solomillo de carne de retinta, la ternera de la zona.
 
Y es que una de las cosas más alucinantes de la costa gaditana, sobre todo entre Barbate y Tarifa, es la cantidad de vacas que ves por todos lados, tanto que a veces parece más que estés en Galicia o Asturias que a 20 kms de Africa. De hecho es fácil que estés en la playa y te pase al lado un rebaño de vacas con toda su pachorra.
 
 
El caso es que quería pegarme un festín carnívoro (y barato) en todo regla y lo conseguí gracias a Verónica, la dueña de la casa que alquilé en Facinas, un pueblito blanco al pie de la sierra de Fates absolutamente recomendable (por tranquilo, poco turístico y a escasos 15 kms. del mogollón de Tarifa). Para venir el consejo de alguien que se nos confesó como “anti-carne”, no lo dudó ni un segundo:
 
– Ni lo penséis. Id al “Nene” y probar el solomillo de jabalí. Es absolutamente espectacular.
 
Y para allá que nos fuimos echando leches: al Ventorrillo El Nene, un restaurante con una muy buena relación calidad-precio que se encuentra a la entrada de Facinas, en la parte baja del pueblo.
 
 
En cuanto atraviesas el comedor y pasas a su terraza ya intuyes que esa cena que te vas a meter entre pecho y espalda va a ser digna de aplaudir. Más que nada por el olor maravilloso a carne a la brasa que sale de su parrilla situada en la misma terraza.
 
 
Salivando como locos y con el estómago crujiendo de placer con el aroma de las brasas, no dejamos ni rastro del aperitivo de la casa, unas papas aliñadas buenísimas, ni del par de entrantes: un tomate aliñado con jamón ibérico y éstas almejas con gambas con una salsa más espesa que lo habitual pero riquísimas.
 
 
Pero vamos a lo que interesa: la carnaza. Solo puedo decir que Verónica no exageró ni un pelo, sino todo lo contrario. El solomillo de jabalí (14.50 euros) que se comió un amigo, aparte de suave y tierno a más no poder, tenía un sabor espectacular, pero no se quedaban atrás el chuletón de ternera retinta (22 euros) que se comió otro amigo…
 
 
…Ni el solomillo de retinta (17 euros) que nos comimos el resto y al que no hace justicia esta foto ni por tamaño ni por presencia (con la penumbra de la terraza hubo que tirar de flash a tope y me salieron las fotos bastante reguleras, como podéis comprobar).
 
 
Solo puedo decir que ese solomillo me supo a gloria bendita. Perfecto en su sabor, bien condimentado, churruscadito por fuera y jugoso por dentro… Daba pena acabárselo, con ese sabor a carne de sierra maravilloso. Y a un precio de lo mejorcito, teniendo en cuenta que un buen solomillo o chuletón suelen ser sinónimos de clavada absoluta.
 
Al final, con pinchitos de pollo para los peques (con patatas fritas caseras ¡espectaculares! que me comí yo la mayor parte), postre compartido (tarta casera de chocolate rica rica. 3.50 euros), botella de vino de la tierra (10 euros) y cervezas a tutiplén (1.30), salimos a 26 euros por barba, que está muy pero que muy bien, dado que nos pusimos hasta las trancas y más allá.
 
Y todo ello en un entorno muy agradable y – muy importante –  lejos de los mogollones de agosto que petan los restaurantes de playa.
 
 
!Ah! Y ahí van dos pistas para compensar el atracón calórico. Facinas es la entrada sur al maravilloso Parque Natural de los Alcornocales. Tienes kilómetros y kilómetros de senderos preciosos para caminar, como este que me hice yo, el del Canuto del Risco Blanco, un bosque semitropical repleto de helechos y alcornoques impresionantes.
 
 
Y si eres un poco perrete para patear por el monte, te lo pongo mucho más fácil: pégate una buena caminata por la espectacular sucesión de calas y playas de Punta Paloma y te aseguro que vas a ser el tío más feliz de la Tierra…
 

Alojamiento barato y con vistas al mar en Menorca

  • Apartamento en la urbanización Tamarindos
  • Dirección: Urb. Playas de Fornells 07740 Menorca
  • Precio por semana: 500 euros en temporada baja y 600 en temporada alta.
  • Contacto: Robert Pullen (propietario) robertpullen123@btinternet.com
  • Claves: apartamento con capacidad para 2-4 personas, con piscina, dormitorio independiente, salón con cocina americana y terraza y balcón con vistas al mar y las mejores vistas al faro del cabo de Cavallería.

Por Jaime Rull / @RullandRock

¡Ya estamos de vuelta de nuestras merecidas vacaciones! Y es mejor disfrutarlas antes de que llegue el temido rescate… En El sibarita accidental lo tenemos muy claro: queremos recomendarte los mejores sitios para dormir y comer al mejor precio, que para eso estamos en crisis. Así que hoy traigo noticias frescas de uno de los paraísos terrenales a los que hay que fugarse todas las veces que se pueda en esta vida: Menorca.

Hoy te voy a recomendar el apartamento en el que he pasado una de las mejores semanas de vacaciones de mi vida. Se encuentra en lo mejor de la costa norte de la pequeña isla balear, en la Urbanización Playas de Fornells, a apenas 5 kilómetros del bellísimo pueblo homónimo, Fornells. Seguro que al oir la palabra “urbanización” se te erizan los pelos como a un gato, porque seguro que esperabas que te hablara de algo más pequeño e íntimo. Pero el caso de Playas de Fornells es diferente: no hablamos de horrendos bloques de apartamentos sino de respetuosas edificaciones de no más de dos alturas, tranquilas, de estilo mediterráneo y en consonancia con su entorno. Y además, al borde del mar.

Vayamos al grano: durante el mes de junio me devané los sesos y me dejé varias dioptrias frente al ordenador buscando alojamiento barato en la isla. Dada mi ignorancia sobre la misma, y como era la primera vez que viajaba hasta allí, me costó encontrar una opción. Pero al final tuve la suerte de recalar en www.homeaway.es, web de alquiler de alojamientos en todo el mundo, y dar con un apartamento para 2/4 personas que me atrapó desde el primer momento al estar pegado al mar y por tener, con diferencia, el precio más barato entre todos los alomientos que busqué: 600 euros la semana en temporada alta, a poco más de 80 euros al día. Y ¡bingo, no me equivoqué! A mediados de julio volé hasta Mahón, cogí un coche de alquiler y, al llegar, éste fue el apartamento que me encontré:

Al salir a la terraza, me esperaban las mejores vistas del cabo de Cavallería con su inconfundible faro y la agreste costa norte de Menorca.

Y la más agradable sorpresa me la llevé en el amplio dormitorio, al descubrir que tenía un bonito balcón con vistas al mar y una gran cama de matrimonio… ¡comodísima! Nada que ver con las títpicas camas viejas y duras como piedras de los típicos apartamentos costrosos de otras zonas de playa.

El baño era moderno y muy amplio. La cocina americana, integrada en el salón, de tamaño más que suficiente para dos personas.

Uno de los puntos fuertes de este apartamento, la amplia piscina en la que empezar la mañana con un buen chapuzón:

Y un detalle que me encantó al cerrar la reserva con el propietario:

– ¿Y el apartamento tiene TV?

– No, pero te puedo garantizar que donde vas a estar lo último que querrás hacer será ver la TV.

Y así fue. Nada de TV. Felicidad absoluta al eliminar la dependencia a la caja tonta durante al menos una semana. El propietario del apartamento es un inglés bastante simpatico, Robert Pullen, y la gestión del inmueble la realiza a través de una agencia inmobilaria local, MC Properties, regentada también por ingleses. A mí me atendió una de sus responsables, GIll Nye, quien se maneja en español de una manera un poco regulera, aunque es encantadora y siempre dispuesta a ayudarte y a atender a tus peticiones, siempre que estén en su mano. En este sentido, un sobresaliente muy alto.

Y de Menorca, qué quieres que te cuente… Es el paraíso terrenal. Nada de lo que te digan estará a la altura de la realidad. Así que para abrirte el apetito (visual, porque otro día te hablaré de sitios ricos y baratos para comer en la isla) te dejo estas fotos de las calas y playas que más me han gustado de Menorca. Ojo, no hay ninguna fea, pero reconozco que éstas me han robado el corazón. ¡Disfrútalas antes de que nos rescaten!

Para empezar, la maravillosa Cala Macarella en la costa sur de la isla:

Y su hermana pequeña, a 10 minutos andando por un sinuoso camino por la costa, Cala Macarelleta:

Y mi favorita, mi gran descubrimiento de Menorca, a la que se sólo se puede acceder tras una caminata de 40 minutos desde el parking que se encuentra junto a la playa de Son Saura: la cala de Es Talaier, también al sur de la isla.

Estas son algunas de las joyas que me he encontrado en Menorca. ¿Te lo vas a perder?