Alojamiento barato en La Gomera junto a uno de los bosques más bonitos del planeta

  • Apartamentos Los Telares / http://www.apartamentosgomera.com/
  • Dirección: Carretera General de Hermigua, 10. Hermigua (La Gomera)
  • Teléfono: 922 880 781
  • Precios: Estudios45 euros para 2 personas / 40 euros para 1 persona; Apartamentos de un dormitorio para 2 personas = 50 euros; para 3 personas= 61 euros. Ambos tienen preciosas vistas al Valle de Hermigua:

 

Por: Curri

No tiene monos ni tucanes ni tarantulazas, pero sí lianas altas como rascacielos y una maraña de exuberante vegetación subtropical que la convierte en lo más parecido a una selva que tenemos en Europa. Y no es que sea bonito, es, sencillamente…¡de no creérselo!

Intérnate en él y te sentirás como un hobbit, no solo por lo increíblemente verde del bosque encantado en el que te encuentras, sino porque te vas a sentir como un retaco al lado de árboles de 40 metros de altura. Eso sí, un retaco feliz, alucinado por el lugar tan maravilloso que estás pisando. Me refiero al bosque húmedo de Garajonay, Parque Nacional, Patrimonio de la Humanidad y muy probablemente en pocos días Reserva de la Biosfera junto a toda la isla de La Gomera en que se encuentra. !Y a 40 minutos de Tenerife en barco!

Si quieres conocer esta joya de la naturaleza, tienes una base perfecta y relajante en la que instalarte rodeada de un precioso paisaje de montañas y cultivos. Es ésta: los Apartamentos Los Telares, en Hermigua. 

Está a escasos 6 kilómetros de una de las entradas al parque nacional y es un pequeño complejo rural de 25 habitaciones con una relación calidad precio-cojonuda. Por 45 euros tienes un estudio muy majo para 2 personas y por 5 euretes más, 50 euros (yo pillé una oferta: 46 euros con desayuno incluido. No parábamos de pensar: “¿dónde está el truco?” porque el precio que pagamos era de risa para lo bonito que era todo) tienes un cuco apartamento como éste:

Los apartamentos están decorados de forma sencilla, pero exquisita y como veréis, las vistas al valle de Hermigua están ominpresentes, tanto a través del bonito mirador del salón como del de la habitación.  ¡Ah! Y os aseguro que el cuarto de baño, de estilo rústico canario  (no dispongo de foto que le haga justicia) es digno de un hotel de 4 estrellas. En realidad, ya les gustaría a muchos hoteles pijazos tener un cuarto de baño así. Y para rematar, esta cocina pequeña pero muy coquetuela: 

   

¡Qué mayor placer que levantarte y prepararte un rico desayuno en esta cocinica y plantarte en el mirador del salón con estas vistas!  

Y si te sale un día de solazo, yo que tú aprovecharía (es fácil que se nuble en pocos minutos y no veas el sol el resto del día debido a la famosa “panza de burro” canaria que se instala en el valle) y me iría corriendo a tumbarme a la piscina. Un periódico o un librico, un chapuzón…y con esos jardines y esas vistas vas a rozar el cielo, amigacho… 

El complejo rural cuenta además con un restaurante y su personal, aparte de majo y profesional, te van a ayudar en todo lo posible dándote información sobre la isla y en particular, sobre rutas por el Parque Nacional de Garajonay (te puedes apuntar además, por un buen precio, a sus rutas guiadas diarias). Yo “abrasé” a preguntas a la chica que estaba en recepción y solo puedo decir que fue majísima. 

Una vez que os hayáis empapado de informacíón y vayáis pertrechados con vuestros mapitas de la isla, os aconsejo que lo primero que hagais sea internaros en el parque nacional y recorráis su interior con el coche por la carretera que lo atraviesa. Lo más normal es que mientras subís hacia el Alto de Garajonay (1.487 metros), os envuelva la niebla más absoluta hasta que, cuando estéis por encima de los mil y pico metros…¡tomá!, se haga la luz y las nubes queden por debajo de ti:

Después toca dejar el coche e internarse a patita por algunos de sus maravillosos senderos. Tienes un montón para elegir. Nosotros nos decidimos por una ruta clásica que resume la esencia más pura de Garajonay: la del bosque de El Cedro. Es un sendero absolutamente mágico que atraviesa un bosque de laurisilva intacto en el que mires donde mires, te vas a quedar ojiplático.  

Árboles de decenas de metros de altura,  setas gigantes, líquenes, musgo a tutiplén forrando los árboles caídos…

…E imágenes alucinantes de la maraña vegetal que cambia constantemente de formas dependiendo de cómo se filtre la luz sobre las hojas o los helechos.

Una vez que el David el Gnomo que llevas en tu interior se canse de caminar por el bosque puedes acercarte al minúsculo caserío de El Cedro. Y cuando hayas repuesto fuerzas y aunque tu lado más perro te pida una siesta del quince, encamina tus pasos hacia la Boca del Chorro. La ruta, en realidad un sendero perfectamente señalizado, es un poco rompepiernas, para qué te voy a engañar (aunque asequible a cualquiera), pero te vas a encontrar con estas vistas…

Y con esta espectacular cascada…¡de 175 metros!  

A la vuelta, en coche, quizás te pille como a nosotros una niebla absoluta y el fenómeno (¡alucinante!) de la lluvia horizontal, que se forma por la condensación del vapor de agua en las hojas de los árboles. Y tal vez, como nosotros, te acojones un pelín, porque irás a 5 km/h y frenando por un bosque mágico en el que no ves absolutamente nada. Pero ése es el encanto absoluto de Garajonay. Unas veces te sentirás en el Amazonas, otras en un verde verdísimo bosque de Escocia; y otras, directamente,  en el Mundo Perdido de Michael Crichton…

Ya se puede volver a bucear en El Hierro… ¡y con oferta!

Por: Curri 

 

 

 

Paquete 1:   199€   4 noches de alojamiento*  6 inmersiones**

Paquete 2:   259€   5 noches de alojamiento*  8 inmersiones**

Paquete 3:   299€   6 noches de alojamiento*  10 inmersiones**

 

Se acabó la erupción del volcán submarino y, por fin, la semana pasada se quitó la prohibición para bucear en La Restinga, en El Hierro. Transcribo aquí el mail que he recibido de Carlos, el dueño de Arrecifal, el centro de buceo en el que me saqué el carnet de PADI el verano pasado:

El volcán del Mar de las Calmas ya se apagó. La verdad es que el volcán sigue eruptando pero muy poco a poco. Ya no es explosivo como estuvo varios meses, sino que ahora la lava simplemente se desborda del cono y fluye por el valle submarino. Si el estado del mar lo permite, en ocasiones se podrá seguir apreciando leve burbujeo sobre la superficie del agua. Esta erupción NO presenta peligro, con lo que el área de exclusión se ha reducido sólo a 1/2 milla del foco, con lo que se pueden hacer todas las inmersiones de la Reserva, incluido el Bajón! Y si tienen un poco de suerte, ¡hasta ver el volcán burbujear!
 
 

Pues eso, que ya se puede volver a bucear en ese paraíso submarino (y terrestre) que es El Hierro después del palazo que ha supuesto para la isla la erupción submarina de los últimos seis meses. La vida submarina se ha recuperado bastante y los centros de buceo vuelven a funcionar a tope, según recoge la web de la Televisión Canaria:

Tras siete meses de tensa calma para los empresarios de la isla del meridiano, de nuevo se vuelven a ver inmersiones, en unos fondos que continúan llenos de vida y donde los zifios y cetáceos aún permanecen fieles a las aguas de El Hierro.

Mi experiencia con Arrecifal el verano pasado no pudo ser mejor. Los dueños son una pareja: Anita y Carlos, ella alicantina, él chileno, ambos majísimos. Para un novato como era yo, se agradece que tus instructores no solo sean profesionales sino que además te contagien el buen rollo y la pasión que tienen por su trabajo.

   

Una cosa que me encantó fue que las prácticas no se hacen en piscina como en el resto de escuelas de buceo, sino en el propio puerto de La Restinga. Total, que le pierdes enseguida el respeto a estar bajo el mar y desde el primer segundo los peces te están pasando al lado y observan lo torpón que eres mientras tú intentas clavar las rodillas en el fondo en plan Mr Bean.

Para quien no haya hecho nunca submarinismo, aprender a bucear en un lugar como el Mar de las Calmas es lo mejor que se puede hacer. El mar es como una piscina (rodeada de un paisaje volcánico alucinante)  y la visibilidad es muy buena, de manera que esa sensación de agobio que tiene el que se estrena de “a ver qué me voy a encontrar ahí abajo en lo oscuro…”, se pierde en dos segundos. Enseguida te relajas y alucinas con los meros, atunes, peces trompeta, tamboriles (peces globo), viejas (peces loro), morenas…

Lo curioso es que lo más alucinante que vi no fue durante las cuatro inmersiones que hice tras superar el examen teórico y práctico, sino que ocurrió de vuelta de una de ellas. Y lo que vimos, concretamente, fue… ¡un tiburón martillo! Regresábamos tranquilamente a puerto en la zodiac cuando vimos perfectamente una aleta en la superficie en dirección contraria a nosotros en plan: “!Coño!, ¿¿eso no es un tiburón??” Lo seguimos con la barca hasta estar a un metro de él y fue algo increíble cómo pasó pegadito a la barca y luego salió pitando a toda leche. Para quien esto le suene a acojone, la verdad es que tenia más miedo él que nosotros. Y tuvimos mucha suerte al verlo porque no es que se vean tiburones todos los días. De hecho, Anita comentó que hacía dos años que no veía uno.

Otra particularidad de bucear en La Restinga es que se pueden hacer inmersiones nocturnas en el mismo puerto. A mí no me dio tiempo a hacer ninguna, pero un inglés que hizo inmersiones con Arrecifal, nos contó que había hecho una y había sido alucinante la cantidad de peces, langostas, cangrejos y moluscos que había visto. En un momento que estaba de rodillas en el fondo, le pasó varias veces rozando un angelote, que es este alucinante bicho de la familia de los tiburones que ves aquí:

Y para el que le dé cosica lo de bucear, puede simplemente disfrutar de la isla maravillosa que es El Hierro alojándose en un apartamento de La Restinga. Los precios son baratísimos. En Arrecifal también os pueden gestionar el tema alojamiento. Esto son los precios que ponen en su web:

Los precios de los apartamentos durante temporada baja, a partir de:

  • Estudios para 2 personas desde 26€ (por estudio/por noche)
  • 1 habitación con 2 camas o cama matrimonial desde 30€ (por apto./por noche)
  • 1 habitación más sofá cama para 3 personas desde 35€ (por apto./por noche)
  • 2 habitaciones con 4 camas para 4 personas desde 40€ (por apto./por noche)
  • 2 habitaciones más sofá cama para 5 desde 45€ (por apto./por noche)

Lo dicho: tanto si ya buceas como si quieres sacarte el PADI para poder hacer submarinismo o si tan solo quieres disfrutar de paisajes alucinantes y de tranquilidad absoluta, te aseguro que El Hierro es un verdadero paraíso de los que quedan pocos. Y engancha…