¡5 productos gourmet baratos y de supermercado para triunfar en una cena con amigos!

Por: Curri y Jaime Rull / @RullandRock

Probad a introducir en una conversación con amigos o compañeros de trabajo sesudos debates como: “¿Cuál os gusta más, las pizzas de Hacendado o las de Carrefour?”  Vais a ver lo que da de sí la discusión y cómo van saliendo todo tipo de productos : “¡Pues el que está cojonudo es el chocolate del Lidl!”, “!El bizcocho de pepitas de chocolate del Mercadona, ese sí que está bueno!”, “!Probad el paté de aceitunas de La Sirena, que lo vais a flipar!” “!Ah, pues en La Sirena yo compro la salsa romesco, que está que te mueres!” Y así hasta el infinito.

La realidad es que todos tenemos nuestros caprichitos secretos de supermercado. Nosotros, además, los vamos a compartir contigo. Nos hemos puesto en plan Rastreator por los pasillos del súper y hemos encontrado verdaderas joyas gastronómicas tiradas de precio con las que triunfar si te vienen amigos a cenar a casa.

Te las contamos no sin antes recordarte que tú también nos puedes contar tus gourmetismos de supermercado favoritos dejándonos un comentario tras este post, tuiteándonos en @SibaritaCasual o escribiéndonos a elsibaritaaccidental@gmail.com.

Dicho esto, ¡aquí va nuestro Give Me Five para gourmets de supermercado!

Guacamole Primaflor en supermercados AhorraMás (1,49 euros)

En un supermercado AhorraMás nos podemos en encontrar sorpresas como esta: el perfecto entrante o aperitivo para acompañar unas cervecitas. Se trata del guacamole de la marca Primaflor, el único que se salva de tener ese típico sabor a plástico de los productos envasados industriales. Y es así, ya que es de los pocos que hemos probado -por no decir el único- que sabe realmente a aguacate natural. ¡Y sólo por 1,49 euros!. Y si quieres vacilar a tus amistades durante una cena, sólo tienes que sacar el guacamole de su envase de plástico y enplatarlo en un bol casero, añadiendo pequeños trozos de tomate y cebolla. Dí que ese guacamole lo has hecho tú solito con tus manitas… ¡y te garantizamos que se lo creerán y triunfarás como la Preysler con unos Ferrero-Rocher!

,,,

Pack de 3 envases de anchoas de Mercadona

(1,60 en aceite de girasol. 2,35 euros en aceite de oliva)

Lo reconocemos: somos Mercadonadictos. Nos encantan las pequeñas joyas gastronómicas “low cost” que nos ofrece su marca blanca Hacendado, como por ejemplo, el pack de tres envases de filetes de anchoa en aceite de oliva a 2,35 euros. Si las quieres en aceite de girasol, las tienes a 1,60. Lo primero que sorprende es su empaquetado en ligeros y cómodos envases de plástico, todo un hito en el sector de la alimentación al superar el típico envasado en metal, el tradicional “octavillo” de hojalata. Además, este envasado favorece su consumo para una sola persona, ya que cada envase es la ración perfecta para que te hagas un par de ricas tostas con anchoas para tí solito. Pero, obviamente, lo mejor de este pack son las propias anchoas: finas, sin incómodas espinas, jugosas y con un punto ideal de sabor salado. Muy superiores a otras con precios notablemente superiores y, obviamente, a años-luz de las anchoas de otras marcas blancas. ¡Son las anchoas perfectas para abrir boca junto a una buena copita de vino!

,,,
Carpaccio de carne de vaca marinada de Mercadona (2,99 euros)

Otra de las joyitas culinarias de Mercadona la encuentras camuflada entre chuletas, filetacos y solomillos de ternera: el carpaccio de carne de vaca marinada. Está muuuuy rico, queda muy aparente (como de restaurante italiano pintón) y se prepara en cero coma, justo lo que se tarda en abrir el envase y colocarlo en el plato. Y además viene ya con una bolsita de trocitos de queso parmesano. Así que, si eres un poco perrete a la hora de cocinar, ¡definitivamente éste es tu plato si tienes amigos en casa! Si además le añades un poco de rúcula o simplemente unas alcaparras0,95 euros el frasco en Mercadona!), un chorrito de aceite de oliva y/o unas gotas de limón, tus colegas te van a aplaudir con las orejas. Eso sí, ponles más entrantes porque la palabra carpaccio y estómago lleno como que no casan mucho… Pero, y lo bonito que queda en la mesa, ¿qué?


Cremas vegetales Deluxe de Lidl (3,49 euros)

Probando una crema de pimiento de piquillo rollo gourmet total en casa de unos amigos, la sorpresa fue morrocotuda (como diría mi madre) al descubrir que la habían comprado en…“¿¿Lidl??” Pues sí, el Lidl, como decimos todo quisqui, tiene una gama gourmet llamada Deluxe bastante conseguida. Sus cremas vegetales (vienen en paquetes de tres tarros: pimiento de piquillo, alcachofa y espárrago verde) son para mojar en ellas y no parar. Para un picoteo en casa vienen muy bien para ponerlas con mini tostas y untarlas a cascoporro. O para preparar todo tipo de canapés, rellenar hojaldres o también para acompañar una buena carne o un pescadito.

Su versión dulce (y diminuta también) podrían ser las mermeladas gourmet Deluxe en paquetes de cuatro tarritos (2.99 euros). Atención a los nombres, porque provocan salivación instantánea: mermelada de manzana con café de Colombia, chutney de manzana golden, de higos con cacao o… (éste roza la cursilada absoluta) …de frambuesas con pétalos de rosas. Pueden servir para acompañar todo tipo de platos, aunque simplemente untadas en tostadas en el desayuno, especialmente la de manzana con café y la de higos con cacao, están de vicio absoluto. Eso sí, si se trabajaran más el tamaño liliputiense de los tarros, ya sería la leche…

Vino ‘Sangue di Giuda’ en supermercados AhorraMás (3,50 euros)

Cuando la mayoría de la gente oye hablar de vino italiano, la primera palabra que pronuncian es: “Lambrusco”. Rico está, eso es indiscutible. Pero si te gusta el Lambrusco, verás un nuevo mundo cuando pruebes el vino tinto espumoso ‘Sangue di Giuda’ (‘Sangre de Judas’). Verás que no está embotellado como un Lambrusco al uso, lo está de la misma manera que un tinto normal. Por eso sorprende más todavía que sea un vino espumoso. Es originario de la región italiana del Oltrepo Pavese y cautiva por su sabor dulce, fino e intenso, al igual que por su color rubí brillante. No es un vino fácil de encontrar, de hecho, en el Club del Gourmet de El Corte Inglés llegan a venderlo a 9 euros la botella. ¡Y en el AhorraMás lo hemos encontrado ahora a 3,50 euros! Si vas a preparar una cena a base de pasta o pizza casera, éste es el vino perfecto para el gourmet ‘low cost’ que llevas en tu interior.

El pincho que debería comer Obama si fuera de tapeo a Valladolid

Por: Jaime Rull / @RullandRock

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de tapear por una de las mejores ciudades en las que uno se puede perder para tal menester: Valladolid. Mi gran sorpresa en el camino tuvo el nombre del primer presidente negro de EEUU. ¿Cómo me iba a imaginar que un pincho llamado ‘Obama en la Casa Blanca’ iba a ser el mejor y más original que he probado en mucho, mucho tiempo? ¿Quién me iba a decir que iba a catar una tapa de Alta Cocina por sólo 3,50 euros? Y sobre todo, ¿a quién demonios se le ocurre crear un pincho con el nombre de Barack Obama?

La respuesta a la última pregunta es Antonio González, chef del restaurante Los Zagales de la Abadía (toda una institución de la ciudad), quien ganó con esta genialidad culinaria el Pincho de Oro de la Ciudad de Valladolid 2009.

Y ya contadas todas las formalidades para ponernos en situación, vayamos al grano. Atraído por su nombre, cuando pedí un ‘Obama en la Casa Blanca’ en Los Zagales me encontré con un bol blanco con una tapa que bien recuerda a la cúpula del Capitolio de Washington en vez de la Casa Blanca (así que si nos pusiéramos estrictos habría que llamar este pincho ‘Obama en el Capitolio’, pero eso es otra discusión. Admitamos pulpo como animal de compañía). Cuando retiramos la tapa, nos encontramos con la primera sorpresa: sólo vemos unas láminas negras que, a primera vista, apetece bien poco metérselas a la boca.

Pues bien, estas finas láminas negras no son otra cosa que patata cocida deshidratada tintada con tinta de calamar. ¿Cómo te quedas? Yo, loquito del todo me quedé.

Pero ahora llega el momento de buscar el tesoro oculto. Cojamos la cucharita que acompaña a la tapa y metámosla hasta el fondo del bol… ¡y encontremos el oro! Oro en forma de base de hojaldre, salsa de setas castellanas, un sabrosísimo huevo de corral trufado y cocido a baja temperatura y sobre esta sencilla pero exquisita mezcla, esas finas láminas negras de patata. Al introducir la cuchara en el bol el huevo se estrella y nace la magia al mezclarse todos estos ingredientes.

Nos lo llevamos a la boca… y directamente déjemonos llevar al paraíso. ¡No tengo palabras para describir todos los sabores que estallaron en mi paladar cuando lo probé!

Y si hay algo que quiero destacar del ‘Obama en la Casa Blanca’ es que no es el típico pincho pijo y minimalista que muchas veces se da en la Alta Cocina, con los que te quedas con más hambre que el perro de un ciego. No es así: el ‘Obama’ llena y sacia tu apetito. Y más al servírterlo con una pequeña barrita de pan para que puedas mojar con ganas el huevo y la salsa. Ya se sabe, hacer ‘patitos’ es uno de los placeres más maravillosos que podemos encontrar cuando nos encontramos con una buena salsa o un buen huevo frito, escalfado o pasado por agua. Y lo mejor es que uno puede probar un pincho de una calidad tan alta por solo 3,50 euros.

Obama, toma nota: ¡ya sabes lo que tienes que comer si te pasas por Valladolid!

Quiero dedicar este artículo al gran amigo que me descubrió este pincho en su ciudad natal, ahora en Chile afrontando nuevos retos personales y profesionales: el artista, crítico de arte y periodista Juanjo Santos @andyjuanjol

Las mejores tapas castizas de Madrid para un San Isidro en crisis

Por:  Jaime Rull / @RullandRock  Curri

Hoy, 15 de mayo, es San Isidro, patrón de Madrid. Así que los dos sibaritas accidentales que hacemos este blog nos hemos tirado a la calle en busca de tabernas genuinas madrileñas de esas que quedan ya poquitas para papearnos las raciones más castizas de la ciudad.

Pero ¡ojo!, que no estamos hablando de cualquier cosa. Os traemos las mejores bravas del foro, el mejor bacalao rebozado, callos para mojar y no parar, una tortilla recién hecha de dar palmas y una oreja adobada a la plancha. ¿Y para beber? Pues os damos a elegir. O unas cañitas tiradas por los ángeles, o… esto tan rico que sigue a continuación: 

GRANDIOSO VERMÚ EN UNA BODEGA CENTENARIA

  • Bodegas Ricla –  Calle de Cuchilleros, 6
  • Teléfono: 91 365 20 69                                                                                   
  • Precio: 1,60 euros el vermú 

No os vamos a engañar, en esta maravillosa taberna los precios no son los más baratos de Madrid (tampoco los más caros). Ya se sabe que muchas veces lo castizo… se paga. Estamos en una bodega de 1867 con preciosos azulejos y barra de estaño de 1936 y claro, los precios de los vinos y de algunas de las raciones van acordes con la solera del sitio. Ahora, si pides un vermú, la cosa cambia. Por 1.60 euros vas a tomarte uno de los vermús más ricos que puedas llevarte a la boca, de esos que entran como el agua y cuando te das cuenta estás como Las Grecas…

Claro, que si los acompañas con esta media ración de callos brutales (5.90 euros)…

…aparte de no chuzarte prematuramente, tu bolsillo no lo va a notar mucho y tu estómago te lo va a agradecer. Y a pesar de estar en una de las calles de Madrid con más guiris con metro cuadrado, en Ricla sigue yendo la gente fiel de toda la vida. ¿Otro vermutito, amigos?

EL MEJOR BACALAO REBOZADO DE MADRID

  • Casa Revuelta –  Calle Latoneros, 3
  • Teléfono: 91 366 33 32                                                                                          
  • Precio: 2,60 euros la tajada de bacalao rebozado

“Este bacalao es de antología”. Esto le decía una sabia señora que estaba detrás de nosotros a su hijo adolescente el sábado pasado en Casa Revuelta. Y es que no se puede explicar mejor, porque antológico es el bacalao de esta taberna castiza; en realidad el mejor bacalao rebozado de la ciudad (2,60 euros): jugoso, churruscadito, fresco, nada pesado…

Si pegas la oreja y pones el radar, te darás cuenta que aquí la conversación más típica es discutir cuál es mejor, si el bacalao de Casa Labra (otra taberna mítica madrileña) o el de Casa Revuelta. Gana este último, pero por goleada. Así que nunca agradeceremos lo suficiente a nuestros buenos amigachos Javi Trigales y Lucía Cuevas que nos enseñaran esta taberna donde también triunfan los callos, con fama de ser uno de los mejores de la ciudad. Eso sí, si no vas un miércoles o un jueves a mediodía no te molestes en pedirlos, porque no los hacen. Pero piensa que siempre te quedará…una de las cañas mejor tiradas de Madrid (y a 1.20 euros) ¡y este pedazo de tajada de bacalao de llorar!

MINI TORTILLA DE PATATAS COCINADA EN EL MOMENTO

  • Taberna de la Daniela –  Calle General Pardiñas, 21
  • Teléfono: 91 575 23 29                                                                                        
  • Precio: 4,40 euros la mini tortilla española preparada en el acto. 1,40 euros la caña.

Alejémonos ahora de las calles más céntricas de Madrid para adentrarnos a la zona comercial de la calle Goya, en el corazón del Barrio de Salamanca. Vayamos a uno de los pocos sitios (por no decir el único) en el que cuando pides un pincho de tortilla no te dan la típica porción de tortilla que lleva horas cocinada: te preparan en el momento una mini tortilla española para tí solito. Y además es lo suficientemente grande para satisfacer a dos personas. Esto es lo que encontrarás en la Taberna de la Daniela, muy célebre por su cocido. Muy, muy rico, por cierto; pero no precisamente barato.

La Daniela abrió sus puertas en 1992, y dado su éxito, ha abierto otras cuatro sucursales en la Villa y Corte. Pero a nosotros la que nos gusta es la taberna original, la del número 23 de la calle General Pardiñas. Tiran como nadie las cervezas y la mini tortilla cocinada en el acto está para chuparse los dedos. Además, tienen el detalle de presentártela con ricas rebanadas de pan tostado calentito. Sus camareras, especialmente Lola, son simpáticas, castizas y con un divertido descaro que las hace únicas. Eso sí, a chulas no las gana nadie, que para eso estamos en Madrid. Avisado quedas por si vas a vacilarlas.

Otro consejo: la Daniela es una muy agradable taberna pero sus precios se pueden disparar si te sales de nuestra amada mini tortilla que es, a nuestro juicio, la estrella de su carta de tapeo.

LAS MEJORES PATATAS BRAVAS DE MADRID

  • Docamar –  Calle Alcalá, 337
  • Teléfono: 91 367 83 17                                                                                        
  • Precio: 3,50 euros la ración de bravas. 4,80 la de oreja adobada a la plancha

Y ahora llegamos al punto más lejano respecto al turístico y masificado centro de Madrid. Más allá de la Plaza de toros de las Ventas, remontando la calle de Alcalá hasta su número 337, llegamos a la plaza de Quintana. Curiosa plaza que cada domingo por la mañana se dan cita niños y mayores para intercambiar cromos. En una de sus esquinas nos encontramos con una de las instituciones del poco turistico barrio de Ciudad Lineal: el Docamar, taberna que se enorgullece de cocinar las mejores patatas bravas de Madrid desde 1963.

Y la realidad le da la razón: unas patatas de calidad fritas a fuego muy, muy lento y una salsa brava cuya receta sigue siendo un misterio son las claves de estas patatas bravas con las que se puede acariciar el cielo mientras tu boca arde como el infierno. Sin duda, son unas patatas bravas de 5 estrellas y a tan sólo 3,50 euros la racion. Pero ésta no es la única especialidad del Docamar: las patatas ali-oli son espectaculares y, sobre todo, algo tan madrileño como la oreja adobada a la plancha es, directamente, para caerse de espaldas. Y todo con una relación calidad-precio muy difícilmente superables en Madrid.

Cuando vayas por el Docamar pregunta por Eugenio, simpático camarero que lleva trabajando allí la friolera de 38 años. Tira las cañas como nadie y si le caes bien seguro que te pone alguna rica tapa gratis. Atención a su arte a la hora de empapar con salsa brava las patatas recién salidas de la cocina:

Un detalle reseñable del Docamar: su interior está decorada con curiosas fotos históricas del distrito de Ciudad Lineal que se remontan a los años 20. Es más, en su propia página web tienen un amplio espacio dedicado a archivo fotográfico del barrio y sus gentes. Así es el Docamar: las patatas bravas como medio para convertirse en memoria histórica y fotográfica del antiguo Madrid. ¡Un bravo por el Docamar!

Un pequeño paraíso natural y gastronómico al otro lado del Pirineo: el valle de Louron

Por: Jaime Rull / @RullandRock

Las maravillas que ofrece el Pirineo aragonés, concretamente en la comarca del Sobrarbe, son innumerables: el Parque Nacional de Ordesa, el valle de Pineta, la Peña Montañesa, el Monte Perdido… y podría seguir casi hasta el infinito. Pero si cruzamos la frontera hacia el otro lado del Pirineo, el francés, también nos encontramos con verdaderos tesoros ocultos que viven a la sombra de los espectaculares paisajes del lado español.

Pues bien, en Francia, a apenas 40 minutos del túnel de Bielsa -paso fronterizo entre España y Francia- me encontré con uno de los paisajes más desconocidos e impresionantes de los Pirineos: el valle de Louron.

A través del túnel de Bielsa es habitual el trasiego de turistas españoles a Francia y viceversa, sobre todo en invierno, cuando la temporada de esquí está en su apogeo. Los esquiadores españoles acuden cada vez más a las estaciones de esta zona –Saint Lary, Piau-Engaly y Peyragudes– ante lo competitivo de sus precios y la calidad y cantidad de su nieve. Pero estos turistas van a lo que van, y pasan por alto pequeñas joyas como el valle de Louron, a apenas 15 kilómetros de núcleos tan turísticos como Saint Lary. ¡Ellos se lo pierden!

La localidad que preside el valle es la pequeña localidad de Loudenvielle, a orillas de un apacible y bucólico lago. Eso sí, de origen artifical, pero impresiona ver montañas de 3.000 metros de altura reflejadas en sus tranquilas aguas. Y más todavía si se hace desde el castillo medieval de Génos, ubicado en un promontorio del pueblo vecino desde el que se aprecian las mejores vistas de este impresionante valle de origen glaciar. Un auténtico orgasmo visual.

Con esta visión sólo quedaría por satisfacer un único sentido: el gusto. ¿Y qué mejor opción que la gastronomía francesa para saciarlo? La última vez que estuve en el valle de Louron -allá por marzo- tuve la inmensa fortuna de parar por casualidad en uno de los mejores y más baratos restaurantes de la zona: el Chante-Coq du Louron. En una casa de montaña con una anodina y fría fachada gris se esconde un restaurante acogedor, de exquisita decoración y una cocina de primera en el que el menú del día en fin de semana solo costaba 13,50 euros, incluyendo pan, bebida y postre. Un detalle que me encantó: ¡un cartel exterior anunciaba orgullosamente que en este restaurante se cocinaba con aceite de oliva, no con mantequilla!

Cuando yo creía que me iba a encontrar con el típico menú del día de batalla, mi sorpresa fue mayúscula al encontrarme con platos elaborados, con una presentación muy cuidada y con un género de altísima calidad. Entre los primeros a elegir, una ensalada con queso de cabra de morirse y unos raviolis caseros rellenos de espinaca y setas, con embutido de la zona gratinado con una fina capa de queso parmesano.

De segundo, tuve la oportunidad de meterme entre pecho y espalda un entrecote de tamaño considerable con salsa de pimienta y especias de la zona y patatas asadas especiadas. Para chuparse los dedos y no parar.

Pero la sorpresa llegó con el postre: una colosal crepe casera con una capa de azúcar caramelizado al horno y nata casera. Sencillamente, no tengo palabras para describir este momento.

¡Y todo por 13,50 euros en Francia! A mí se me quedó la misma cara que la del simpático perrete de los dueños del restaurante que pululaba por las mesas por si caía algún bocado…

Para acabar, quiero recomendarte dos opciones para dormir barato en este viaje. Si quieres alojarte en España y hacer esta incursión a Francia en el día, una de las mejores y más baratas opciones es el Hostal La Fuen en el pueblo de Parzán (Huesca), a tan sólo 8 kilómetros de la frontera y el túnel de Bielsa. Habitaciones acogedoras, limpias y con buenas vistas desde 40 euros la habitación doble (¡y algunas de ellas con ducha hidromasaje!) Los desayunos son abundantes y su cocina es recomendable, ya que también tiene restaurante.

Si por el contrario, te apetece dormir en Francia, te voy a sugerir pasar la noche en una típica casa-granja del Pirineo francés con mucho encanto: Le Relais de l’Empereur. Se encuentra en un pequeño y acogedor pueblo a 2 kilómetros de la turística localidad de Saint Lary, y a 10 del valle de Louron. En esta preciosa casa podrás encontrar habitaciones dobles con desayuno desde los 60 euros.

Su buscas destinos diferentes, no masificados y cercanos, paisajes espectaculares, naturaleza, montaña y buena gastronomía, el valle de Louron es tu sitio. ¡Pero, sssshhhhh, no se lo digas a nadie!

¿Un vino blanco de más de 6 euros? ¡No, gracias!

La opinión de nuestros amigachos va a misa. Por eso tenéis un espacio reservado para vosotros en El sibarita accidental. ¿Quieres dar a conocer sitios y placeres únicos, diferentes y, sobre todo, baratos? ¡Hazlo ya escribiéndonos a elsibaritaaccidental@gmail.com o contactando con nosotros en twitter.com/SibaritaCasual!

Tras su éxito con su anterior recomendación de tres vinos tintos de menos de 10 euros y con sabor de 30, hoy vuelve nuestro amigacho Diego Fernández @diegogtf para darnos las claves de tres vinos blancos ricos y baratos con los que salivarás como el perro de Pavlov. ¡Que lo disfrutes!

_______________________________________________________________________________

¿Un vino blanco de más de 6 euros? ¡No, gracias!

Por: Diego Fernández / @diegogtf

Lo primero que quiero decir es: Si no os gusta la selección de blancos lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir.

Hace unos meses mantuve este dialogo esclarecedor con un enólogo durante una cata:

– Si estás empezando en el mundo del vino, no te gastes más de 20 euros en un tinto, ni más de 6 en un blanco.

– Pero, ¿hay Albariños que se venden mucho y cuestan unos 15 euros?

– ¡Claro! Porque la gente los compra a ese precio.

Con el tiempo, el paladar me ha demostrado que un blanco de dos euros y medio puede saber mejor que uno de más de diez. La razón es que el vino blanco no suele tener envejecimiento en barrica, que es una de las partes de la elaboración del vino que encarece el producto. No es como en el tinto que un vino joven suele costar menos que un crianza y menos que un reserva. El blanco depende más de las temibles y encarecedoras normas económicas de la oferta y la demanda.

El común del los mortales, por muy sibarita que sea, ¿qué busca en un vino blanco? Pues básicamente que sepa bien, sea refrescante y que sea afrutado o seco.

Con la calidad-precio como bandera, los vinos que te recomiendo son los siguientes:

—-

1.- Veliterra 2011. La denominación de origen Rueda nos trae el vino blanco más rico que he encontrado por menos dinero: ¡NI 2 EUROS!

Como la mayoría de los Rueda, es un vino seco pero nada típico. Tiene un leve sabor a plátano y a otras frutas que convierte cada sorbo en un auténtico vicio, en el buen sentido como si fuese un chicle, porque es una golosina. Es muy fácil llevárselo a la boca una y otra vez, para repetir el sabor.

No tiene nada que envidiar a otros Rueda de más renombre que pasan de los 10 euros. A mí me gusta más porque me parece más sabroso. Perfecto para beber con pescados blancos o arroces y pastaron un toque marinero. Un fantástico Verdejo como los muchos que nos brida Rueda, una de las denominaciones de origen de blancos con mejor calidad-precio de España.

  • D.O: Rueda
  • Variedad de uva: 100% Verdejo
  • Calidad-precio: insuperable, actualmente 1,81 euros la botella en www.santacecilia.es. También disponible en Madrid en la Vinacoteca la Bolsa C/Bolsa 7, teléfono: 622 896 675

2.- Marques de Vizhoja 2011. No solo de denominaciones de origen vive el vino. A veces, se encuentran las bodegas que piensan que deben crear sus productos fuera del corsé de las normas de los consejos reguladores, para así tratar bien a la uva. De esta forma encontramos un Albariño sin denominación de origen, pero más barato y con un sabor excelente. Más afrutado que el Veliterra 2011, con más dulzor pero sin pasarse.

No es un vino empalagoso y es el marido perfecto para una buena cena a base de mariscos y pescados. Creo que este vino te gustará por dos cosas. La primera es que te estás bebiendo un Albariño de calidad sin el sablazo que conlleva comprar un D.O. Rias Baixas. La segunda es que el vino es tan bueno que puede convertir una cena del montón en un tiempo más que agradable. Si tienes la suerte de tomarlo con el mar cerca, me das mucha envidia en este momento.

  • Sin D.O: Galicia, sin D.O.
  • Variedad de uva: 100% Albariño
  • Calidad-precio: notable alto: unos 4,50 euros en El Corte inglés. Más barato en www.santacecilia.es y en la tienda online de la propia bodega.

3.- Abad Dom Bueno Godello Joven. Un gran y reciente descubrimiento en la feria del vino de Cacabelos (sede de la D.O. Bierzo).

Lo definiría como el más silvestre de todos, un adjetivo que puede tirar para atrás, pero espero conseguir todo lo contrario. Me explico, es un vino muy, pero que muy afrutado. Y además tiene un puntazo de acidez que le da un toque macarra espectacular. Esto lo convierte en un vino con un sabor tan natural, tan puro, que te da rabia saber que hay personas entre medias elaborándolo y que no lo ha hecho el viñedo sin más.

La culpa de esta felicidad que puede aparecer en tu copa por 4,50 euros la tiene la uva Godello. Me declaro fan de esta uva rebelde que solo se cultiva en el noroeste de España y que da algunos de los blancos más intensos en un país de grandes blancos intensos.

Lo puedes beber solo, con carnes blancas, pescados blancos, mariscos, pescados azules, etc. Y no desentonará. Pero el traje de gala y a medida para un blanco intenso es una comida intensa: queso de cabra, marmitaco o un buen pulpo a la gallega con mucho aceite, pimentón y sal gorda. ¡Disfrútalo!

  • D.O: Bierzo
  • Variedad de uva: 100% Godello
  • Calidad-Precio: sobresaliente: 4, 50 euros en la tienda online de la bodega.

Este post está escrito con todo el cariño a mi amiga María, inspiradora de él, gran bebedora de vino blanco y, pese a ello, en un futuro cercano, gran madre.

Tapas ricas y baratas para cocinar en casa (II)

En el post de hoy, el cocinero Roberto Baquero nos trae dos nuevas recetas para cocinar en casa tapas creativas, sorprendentes y, sobre todo, baratas y fáciles de elaborar. Te recordamos que si quieres compartir con nosotros tus trucos culinarios, lo puedes hacer enviándonos un correo a elsibaritaaccidental@gmail.com.

¿Te gusta cocinar?  ¡Bienvenido a las recetas del sibarita accidental!

__________________________________________________________________________

Por: Roberto Baquero

            I. COMBINADO Nº 4: SALCHICHAS, HUEVO Y PATATAS

Esta tapa bien nos podría encajar en un fast-food pero la hemos tratado para que la fritura no aparezca y los medios de cocción estén libres de grasa.

Ingredientes: pan negro de centeno (sustituible por otro tipo de integral), huevo, salchicha alemana, patata.

Elaboración: hornear el huevo 35 minutos a 65 grados.

Cocer la patata en agua con sal y una hoja de laurel. Una vez cocida trabajar con un tenedor, consiguiendo una pasta en la que se note los trozos de la hortaliza.

Hacer cortes longitudinales a la salchicha consiguiendo finas tiras (lo ideal es hacerlo con acanalador) que coceremos 1 minuto.

Cortar el pan en forma de círculo y tostar.

El montaje de esta tapa la comenzaremos untando la tostada de pan con el puré, seguidamente los tallarines de salchichas y, sobre estos, la yema asada de huevo (la clara la reservaremos para otras preparaciones). Añadir unas escamas de sal… ¡y voilá!

      II. UNA TAPA DULCE PARA NIÑOS: FRESAS, SOJA, VAINILLA Y CHOCOLATE

Ingredientes: fresas, leche de soja a la vainilla, cacahuetes de chocolate.

Elaboración: lavaremos las fresas y posteriormente las trituraremos sin añadir azúcar

Dispondremos en un vasito una capa de la mezcla anterior. Posteriormente, una cantidad de leche de vainilla y soja y las iremos alternando terminando con unos cacahuetes crujientes bañados en chocolate.

Esta tapa-postre está especialmente pensada para niños como un gran complemento nutritivo y, sobre todo, muy completo, atractivo y de realización muy sencilla. Los ingredientes son de fácil obtención en el mercado de grandes superficies, donde el abanico de productos es muy extenso y de gran exigencia alimenticia. Lo único que nos falta es un poco de imaginación, ¡ingrediente éste que todavía no está en las estanterías!

Tapas fáciles para cocinar en casa… ¡y baratas!

¡Atentos, sibaritas! Como somos unos tragaldabas de buen hocico, hoy inauguramos una nueva sección de recetas para, que con tus manitas, te conviertas en el nuevo Ferrán Adriá del barrio. Hoy hablaremos de ricas tapas para que hagas en tu casa. Si quieres compartir con nosotros tus mejores recetas, escríbenos a elsibaritaaccidental@gmail.com ¡Ya estás tardando!

¿Y quién es el ilustre invitado que inaugura esta sección? Un cocinero como la copa de un pino. Es aragonés de Belchite, y orgulloso de serlo: Roberto Baquero. Estudió restauración en la Escuela de Hostelería de Miralbueno. Forjó su carrera entre los fogones zaragozanos, alternándolos con los de Madrid y Barcelona. Fue subcampeón en el 2002 en el concurso de tapas en el Kursaal de San Sebastián (¡casi nada!) con la Taberna Zarcillos; Premio Originalidad de plata en el Certamen Gastronómico Aragonés del 2004 con restaurante La Suite. Ha colaborado en medios como Onda Cero y Aragón Televisión. Es coautor del libro La cocina del aceite del Bajo Aragón y actualmente está desarrollando nuevos proyectos gastronómicos en la restauración de Zaragoza. Pronto os diremos dónde para que podáis visitarle.

Lo que hoy nos trae Roberto son dos recetas fáciles para elaborar dos tapas resultonas,  baratas y con una nota de originalidad.

¡Buen provecho!

_____________________________________________________________________________

Por: Roberto Baquero

¿Tapas? Por su cultura, inteligencia y tal vez también por su ingesta de pequeñas cantidades de comida acompañando a sus sorbos de vino, se le denominaba El Sabio a nuestro rey Alfonso X o quizás tengamos que remontarnos al tabernero que a otro de nuestros Alfonsos, en este caso el XIII, le tapó la jarra de vino para que no le entrase ningún tipo de insecto, en este caso con una loncha de jamón, aunque lo normal fuera hacerlo con un buen trozo de pan, mucho más asequible en ese tiempo.

En resumidas cuentas, el término tapa nos denota una pausa en nuestra jornada diaria que nos la hace más agradable y calmamos el apetito.

Como no podría ser de otra forma, os presento el siguiente menú de dos tapas fáciles, económicas y por qué no, muy divertidas que en estos tiempos es necesario. En próximos posts os iré dando más recetas.

TOMATE, OLIVAS, PAN Y ACEITE

Ingredientes: 2 tomates naturales,1/2 cebolla tierna picada, un chorrito de aceite de oliva, sal, tostaditas de pan.

Elaboración: pelar el tomate, quitar las pepitas y picarlo finamente. Unir con la cebolla dulce, colocar sobre un colador la mezcla y eliminar el zumo de tomate quedándonos la parte sólida que envolveremos en papel film, dándole la forma original del fruto.

Acompañar esta tapa con las tostaditas y aceitunas negras, regando el conjunto con un buen aceite de oliva.

PATATAS BRAVAS PREÑADAS

Es una época en la que hasta a las patatas les damos el placer de disfrutar de un estado en el que muchas de las mujeres que pasean por nuestra ciudad nos aseguran que el futuro de la humanidad está asegurado. Por cierto, es una tapa muy adecuada para ellas.

Ingredientes: 2 patatas pequeñas, salsa de pimentón, sal y aceite

Elaboración: pelar las patatas, lavarlas y cocerlas en el microondas durante 7 minutos a potencia máxima. Dejar enfriar.

Para la salsa mezclaremos 2 cucharadas de mahonesa, tomate rallado natural, una punta de pimentón dulce (para evitar las molestias estomacales) y sal al gusto.

Moldearemos las patatas en esferas y las partiremos por la mitad, les haremos una incisión en la parte superior, rellenaremos con la salsa… ¡et voilá!