Festín de marisco low cost en Punta Umbría

  • Los Caracoles: calle Ancha, 53. Punta Umbría (Huelva)
  • Claves: bar de tapas-freiduría versión autoservicio. Gambas, camarones, patas de cangrejo y cigalas a precios de risa. Fritura variadísima: choco, adobo, tortillitas de camarones, flamenquines…Especialidades: caracoles y habas enzapatás.
  • Precio: 8-12 euros por persona.
  • www.barcaracoles.webuda.com

Por: Curri

En el bar Los Caracoles, en la calle más concurrida de Punta Umbría, no hay pijadas que valgan. No hay servicio de camareros, sino que tú vas a pedir a la barra. No hay manteles, como mucho servilletas de papel y los platos son de plástico. O directamente te comes la fritura en un cucurucho de papel de estraza. Pero oigan, ¡¡este bar es glorioso!! Y debemos ser muchos los que lo pensamos porque el trajín de gente entrando y saliendo en este histórico bar de Punta Umbría es alucinante. 

¿Qué tiene de especial Los Caracoles, aparte de que los tercios de Cruzcampo (¡ojito!) valgan solo 1.10 euros? Pues por ejemplo, que nada más entrar, te topas con este mostrador rebosante de gambas frescas…

…¡A 2.50 o 4 euros el plato según el tamaño! Yo me decidí por el más barato (y estaban de muerte, qué queréis que os diga)

Pero en el mostrador tu mirada se desviará también a la izquierda. Concretamente, a estas hermosas patas de cangrejo que están diciendo: ¡chuperretéame! ¿El precio? De risa: 1, 2 ó 3 euros.

Y si quieres hacer la jugada completa, pídete un platito o cucurucho de camarones.Te los comes como pipas y los pagas…más baratas que las pipas: ¡a 1 eurete el plato!

Lo que ves en la foto junto a los camarones es otra especialidad de la casa (y de Huelva en general): las habas enzapatás. A mí me las dieron para probar como cortesía de la casa y aparte de tiernísimas, tienen un sabor muy particular. Seguramente cuando las pruebes, pienses: ¿soy yo o estas habas me saben a menta? Pues no, no eres tú. Las habas enzapatás se cuecen en agua con sal y poleo-menta o hierbabuena. ¿El resultado? Espectacular, amigos. Tanto como su precio: ¡2 euros el plato!

Pero ahí no acaba la cosa. Las cocineras no dan abasto para rellenar cucuruchos de choco, adobo, tortillitas de camarones, croquetas, pechuga empanada, flamenquines…Una variedad de fritura alucinante a 5 euros el cucurucho. Las cazuelitas de caracoles vuelan y los camareros despachan tapas con una velocidad que no había visto en mi vida. Vale, igual la presentación no es de primera, pero ¿a quién le importa cuando pagas entre 1.70 y 2 euros por buenísimas tapas de ensaladilla, papas ali oli, pulpo o aliño de huevas?

En resumen, un bar genuino de los que ya no quedan para darte un festín de gambas o tomarte un aperitivo espectacular. Y todo por menos de 10 euros por barba. ¿Es glorioso o no es glorioso?

Atún, marisco y pescaíto rico y barato en la costa de Huelva

Por: Curri

Septiembre es un mes maravilloso para estar en la playa. Continúa el calorcito y encima puedes disfrutar de ella tal como se ve en esta foto de la infinita playa de Punta Umbría (Huelva): sin un alma los días de diario.

Así que, para los suertudos que aún estén de vacaciones y se encuentren por la zona de Huelva, aquí tienen la primera de dos estupendas (y tiradas de precio) recomendaciones gastronómicas que conocí gracias a mi gran amiga Ilde Llanes, a la que nunca agradeceré lo bastante no sólo que me acogiera (maravillosamente) de okupa este verano, sino que además me enseñara los rincones más auténticos de su tierra.

  • La Terraza: calle Garza, 3. Punta Umbría (Huelva)
  • Claves: todos los días cambian de carnes y pescados; especialidades: pescados salvajes a la plancha, calamares rellenos, huevas cocidas, garbanzos con langostinos, albóndigas de choco y atún de cuaresma, entre otras.
  • Precio: 20 euros de media.

La primera impresión que te llevas al entrar en La Terraza es la de estar en el clásico chiringuito de toda la vida, espacioso y luminoso, con su tejado de caña, sus sillas de plástico, sus manteles de cuadros…Pero si te fijas un poco más, te das cuenta de que no estás en un bar de playa normal y corriente, estás en un señor-chiringuito con mayúsculas.

Primero, porque tienen una plancha espectacular al lado de la barra donde se cocinan lubinas, caballas y doradas fresquísimas. Segundo, por su posición privilegiada frente a la playa de Punta Umbría:

Y tercero porque, cuando empiezan a llegar las raciones, te das cuenta de que aquí la materia prima es de primera y está cuidada y cocinada con cariño.

Nosotros, para ir abriendo boca, pedimos un vasito de gazpacho casero riquísimo (2.50 euros) y unas coquinas (9.50 euros) para las que no tengo palabras de buenas que estaban.

Solo puedo decir que pringamos pan en esa salsa como si nos fuera la vida en ello:

Seguimos con unos chocos fritos (9 euros ración / 5 media ración). Frescos, tiernos y cero grasientos, nada que ver con la fritanga que te dan en muchos chiringuitos playeros.

Y rematamos con una ración que me sorprendió por desconocida y porque estaba impresionantemente rica: atún de Cuaresma (10 euros). En Cádiz he probado el atún de mil formas: a la plancha, encebollao, en salsa, en brochetas…Pero nunca lo había probado así, al estilo moruno, con pasas, piñones, cebolla, tomate y patatas. Ya os podeis imaginar lo que duró en el plato con esta pintaza y un sabor sencillamente espectacular.

Y si la comida estaba rica, la atención de su simpatiquísima dueña, Rafi, no pudo ser mejor. Llegamos a comer pasadas las 4 de la tarde, a las 5 y pico no habíamos acabado, éramos los únicos clientes y no solo no nos pusieron mala cara, sino que ella y sus hijas (entre todas llevan este chiringuito que lleva décadas y que fue el primero en instalarse en la playa de Punta Umbría) nos animaban una y otra vez a quedarnos todo el tiempo que quisiéramos.

Rafi, a la que le gusta pegar la hebra con los clientes, nos contó además algunos de sus secretillos, como por ejemplo cómo cocina en la plancha las doradas salvajes durante ¡tres horas! o las huevas cocidas también en plancha con aceite de oliva virgen extra y zumo de limón recién exprimido. Y nos dio un “soplo” muy a tener en cuenta: las mejores sardinas de la temporada iban a llegar en el mes de  septiembre, según le habían dicho los marineros de la zona.

Así que, avisados quedáis: si estáis por Huelva en estos momentos, os podéis dar un pedazo de festival de sardinas a la plancha en La Terraza de Punta Umbría. Vais a comer de lujo… pero, ¡ojo!,  a precios de chiringuito. Y rodeados de vistas tan bonitas como ésta: