‘LA CACHIMBA FUSIÓN’: DELICIAS PERUANAS Y ASIÁTICAS CON UN TOQUE GALLEGO EN MADRID

Restaurante La Cachimba Fusión, c/ Guzmán el Bueno 63, Madrid

– Teléfono y reservas: 915502132– Especialidad: fusión en cocina peruana, asiática y género gallego

http://lacachimbafusion.com

Claves: una más que recomendable fusión entre la gastronomías peruana, asiática y gallega para todos los bolsillos.

Tras la fachada de un pequeño restaurante con solera de la animada calle madrileña de Guzmán el Bueno llamado ‘La Cachimba’, que en otros tiempos naciera como una casa de comidas tradicional, se esconde una sorprendente cocina que fusiona espectacularmente las gastronomías peruana, asiática y gallega. Tres continentes, tres formas diferentes de entender los fogones en un mismo plato. Y lo mejor, a precios más que asequibles y con una calidad indiscutible.

No busquemos un local de diseño hipster para el postureo fácil en instagram porque no lo encontraremos. Sería la excusa fácil para encarecer sin sentido la carta. Encontraremos un local discreto, con agradable barra y un pequeño salón acogedor donde se nota la solera y tradición del local.Pero la innovación y las sorpresas llegan tras las puertas de la cocina, un proyecto personal del empresario de la restauración César Toledo. Tras esas puertas es donde crea el chef peruano Miguel Ángel Laberiano, que se dio a conocer en uno de los restaurantes peruanos de moda de la capital, el Navaja. Y cuando los platos pasan de la cocina a la mesa es donde comienza la magia del mestizaje entre especialidades peruanas, asiáticas y el mejor género gallego.Especialmente nos gustaron como entrante estos deliciosos mejillones:Y estas navajas nikkei nos dejaron sin palabras:Como no podía ser de otra manera, los típicos ceviches peruanos los bordan; tanto el tradicional de corvina como el de pulpo:Nos pareció delicioso el Tiradito nikkei de atún rojo:Pero quizás lo que más nos atrajo es este delicioso bao de cangrejo. Una auténtica delicia este contraste entre la suavidad de la masa y el crujiente cangrejo.El mestizaje entre la gastronomía peruana, la asiática y el género gallego se aprecia en otros platos suyos, como puedes apreciar echando un vistazo a su carta. ¡No perdáis de vista su oferta de cócteles para ir abriendo boca!Y sus precios son más que asequibles. Por unos 20 – 30 euros por cabeza puedes disfrutar de una comida o una cena en la que saldrás más que saciado en este delicioso universo de sabores.Así que si un día decides dejarte perder por la oferta de bares, restaurantes y terrazas de la madrileña calle de Guzmán el Bueno, la parada en La Cachimba Fusión es obligatoria. ¡Salud, sibaritas!

¡Comer por 6 euros en el centro de Madrid! (además de rico, abundante…y en terraza)

  • Baobab: restaurante de comida africana especializado en cocina senegalesa.
  • Dirección: Calle Cabestreros, 1. Madrid. Metro Lavapiés o Tirso de Molina
  • Teléfono: 91 527 27 32
  • Precios: menos de 10 euros con bebida. Los platos principales cuestan 7 u 8 euros  y son para dos personas.
  • http://www.myspace.com/restaurantebaobab
Por: Curri

Bienvenidos a uno de los restaurantes más baratos de Madrid. Y más auténticos.Tiene nombre de árbol africano -el más espectacular de todos ellos-: Baobab, y comenzó hace años siendo el restaurante al que acudían los inmigrantes senegaleses del barrio. Ahora van los senegaleses…y Lavapiés entero.

Normal que se llene porque puedes salir a ¡¡6-7 euros por barba!! (que ya es difícil en esta ciudad) con bebida incluida. Y si llegas pronto antes de que se pete, puedes cenar sentadito en su terraza como un rey. 

En el Baobab se sirve comida africana auténtica. Su especialidad son los platos  senegaleses, que mezclan sabores de la cocina francesa, portuguesa y norteafricana. Con dos platos comen tres personas, así que viendo los precios de la carta (7 u 8 euros todos platos) os podéis imaginar la sonrisa que se os va a poner cuando el camarero os traiga la cuenta…

Eso sí, aquí la sofisticación brilla por su ausencia (y tampoco se la echa de menos). Las servilletas y el mantel son de papel…o no hay mantel directamente, la carta es reducida y algo monótona y no hay entrantes, primeros y segundos, sino platos únicos que se comparten. Aquí se va directamente al grano, concretamente al del cus cus, ingrediente de uno de sus platos estrellas: el Thiere, un cus cus negro de verdura y carne riquísimo:

Os sorprenderá el sabor del grano de este cuscus: recuerda más – o por lo menos a mí me lo parece – a las tortillas de maíz mejicanas que al del típico cuscus marroquí.

Si quereis más carne, podeis pedir otra de las especialidades de la casa, muy parecido al anterior, el Thiebou Yapp, arroz senegalés con carne y verduras, o el Mafe, arroz blanco con carne en salsa de cacahuete. Aunque lo clásico en el Baobab es pedir un plato de carne y otro de pescado, como la Sopa Kandja, arroz blanco con salsa de pescado o como el Thiebou Dienne que pedimos nosotros, un apetitoso arroz senegalés con pescado y verduras que fue visto y no visto…

Y ya si eres un valiente, pídele al camarero que te traiga “picante” de acompañamiento. Primero se reirá y después te traerá una especie de guindilla verde, parecido a un pimiento de Padrón.  Verás las estrellas mientras dices eso que decimos todos mientras nos abrasamos la lengua: “No, no si no pica tanto…”

Así pues, si en una de estas noches de verano (o tras una salida al Rastro siempre que no haga 40 grados a la sombra) te apetece probar sabores desconocidos y zamparte una  muy rica, exótica y abundante comida casera por lo que vale un bocadillo, no lo dudes: acércate a Lavapiés y siéntate a la vera de dos preciosos baobabs (pintados, eso sí).