Las mejores tapas castizas de Madrid para un San Isidro en crisis

Por:  Jaime Rull / @RullandRock  Curri

Hoy, 15 de mayo, es San Isidro, patrón de Madrid. Así que los dos sibaritas accidentales que hacemos este blog nos hemos tirado a la calle en busca de tabernas genuinas madrileñas de esas que quedan ya poquitas para papearnos las raciones más castizas de la ciudad.

Pero ¡ojo!, que no estamos hablando de cualquier cosa. Os traemos las mejores bravas del foro, el mejor bacalao rebozado, callos para mojar y no parar, una tortilla recién hecha de dar palmas y una oreja adobada a la plancha. ¿Y para beber? Pues os damos a elegir. O unas cañitas tiradas por los ángeles, o… esto tan rico que sigue a continuación: 

GRANDIOSO VERMÚ EN UNA BODEGA CENTENARIA

  • Bodegas Ricla –  Calle de Cuchilleros, 6
  • Teléfono: 91 365 20 69                                                                                   
  • Precio: 1,60 euros el vermú 

No os vamos a engañar, en esta maravillosa taberna los precios no son los más baratos de Madrid (tampoco los más caros). Ya se sabe que muchas veces lo castizo… se paga. Estamos en una bodega de 1867 con preciosos azulejos y barra de estaño de 1936 y claro, los precios de los vinos y de algunas de las raciones van acordes con la solera del sitio. Ahora, si pides un vermú, la cosa cambia. Por 1.60 euros vas a tomarte uno de los vermús más ricos que puedas llevarte a la boca, de esos que entran como el agua y cuando te das cuenta estás como Las Grecas…

Claro, que si los acompañas con esta media ración de callos brutales (5.90 euros)…

…aparte de no chuzarte prematuramente, tu bolsillo no lo va a notar mucho y tu estómago te lo va a agradecer. Y a pesar de estar en una de las calles de Madrid con más guiris con metro cuadrado, en Ricla sigue yendo la gente fiel de toda la vida. ¿Otro vermutito, amigos?

EL MEJOR BACALAO REBOZADO DE MADRID

  • Casa Revuelta –  Calle Latoneros, 3
  • Teléfono: 91 366 33 32                                                                                          
  • Precio: 2,60 euros la tajada de bacalao rebozado

“Este bacalao es de antología”. Esto le decía una sabia señora que estaba detrás de nosotros a su hijo adolescente el sábado pasado en Casa Revuelta. Y es que no se puede explicar mejor, porque antológico es el bacalao de esta taberna castiza; en realidad el mejor bacalao rebozado de la ciudad (2,60 euros): jugoso, churruscadito, fresco, nada pesado…

Si pegas la oreja y pones el radar, te darás cuenta que aquí la conversación más típica es discutir cuál es mejor, si el bacalao de Casa Labra (otra taberna mítica madrileña) o el de Casa Revuelta. Gana este último, pero por goleada. Así que nunca agradeceremos lo suficiente a nuestros buenos amigachos Javi Trigales y Lucía Cuevas que nos enseñaran esta taberna donde también triunfan los callos, con fama de ser uno de los mejores de la ciudad. Eso sí, si no vas un miércoles o un jueves a mediodía no te molestes en pedirlos, porque no los hacen. Pero piensa que siempre te quedará…una de las cañas mejor tiradas de Madrid (y a 1.20 euros) ¡y este pedazo de tajada de bacalao de llorar!

MINI TORTILLA DE PATATAS COCINADA EN EL MOMENTO

  • Taberna de la Daniela –  Calle General Pardiñas, 21
  • Teléfono: 91 575 23 29                                                                                        
  • Precio: 4,40 euros la mini tortilla española preparada en el acto. 1,40 euros la caña.

Alejémonos ahora de las calles más céntricas de Madrid para adentrarnos a la zona comercial de la calle Goya, en el corazón del Barrio de Salamanca. Vayamos a uno de los pocos sitios (por no decir el único) en el que cuando pides un pincho de tortilla no te dan la típica porción de tortilla que lleva horas cocinada: te preparan en el momento una mini tortilla española para tí solito. Y además es lo suficientemente grande para satisfacer a dos personas. Esto es lo que encontrarás en la Taberna de la Daniela, muy célebre por su cocido. Muy, muy rico, por cierto; pero no precisamente barato.

La Daniela abrió sus puertas en 1992, y dado su éxito, ha abierto otras cuatro sucursales en la Villa y Corte. Pero a nosotros la que nos gusta es la taberna original, la del número 23 de la calle General Pardiñas. Tiran como nadie las cervezas y la mini tortilla cocinada en el acto está para chuparse los dedos. Además, tienen el detalle de presentártela con ricas rebanadas de pan tostado calentito. Sus camareras, especialmente Lola, son simpáticas, castizas y con un divertido descaro que las hace únicas. Eso sí, a chulas no las gana nadie, que para eso estamos en Madrid. Avisado quedas por si vas a vacilarlas.

Otro consejo: la Daniela es una muy agradable taberna pero sus precios se pueden disparar si te sales de nuestra amada mini tortilla que es, a nuestro juicio, la estrella de su carta de tapeo.

LAS MEJORES PATATAS BRAVAS DE MADRID

  • Docamar –  Calle Alcalá, 337
  • Teléfono: 91 367 83 17                                                                                        
  • Precio: 3,50 euros la ración de bravas. 4,80 la de oreja adobada a la plancha

Y ahora llegamos al punto más lejano respecto al turístico y masificado centro de Madrid. Más allá de la Plaza de toros de las Ventas, remontando la calle de Alcalá hasta su número 337, llegamos a la plaza de Quintana. Curiosa plaza que cada domingo por la mañana se dan cita niños y mayores para intercambiar cromos. En una de sus esquinas nos encontramos con una de las instituciones del poco turistico barrio de Ciudad Lineal: el Docamar, taberna que se enorgullece de cocinar las mejores patatas bravas de Madrid desde 1963.

Y la realidad le da la razón: unas patatas de calidad fritas a fuego muy, muy lento y una salsa brava cuya receta sigue siendo un misterio son las claves de estas patatas bravas con las que se puede acariciar el cielo mientras tu boca arde como el infierno. Sin duda, son unas patatas bravas de 5 estrellas y a tan sólo 3,50 euros la racion. Pero ésta no es la única especialidad del Docamar: las patatas ali-oli son espectaculares y, sobre todo, algo tan madrileño como la oreja adobada a la plancha es, directamente, para caerse de espaldas. Y todo con una relación calidad-precio muy difícilmente superables en Madrid.

Cuando vayas por el Docamar pregunta por Eugenio, simpático camarero que lleva trabajando allí la friolera de 38 años. Tira las cañas como nadie y si le caes bien seguro que te pone alguna rica tapa gratis. Atención a su arte a la hora de empapar con salsa brava las patatas recién salidas de la cocina:

Un detalle reseñable del Docamar: su interior está decorada con curiosas fotos históricas del distrito de Ciudad Lineal que se remontan a los años 20. Es más, en su propia página web tienen un amplio espacio dedicado a archivo fotográfico del barrio y sus gentes. Así es el Docamar: las patatas bravas como medio para convertirse en memoria histórica y fotográfica del antiguo Madrid. ¡Un bravo por el Docamar!

Tapas fáciles para cocinar en casa… ¡y baratas!

¡Atentos, sibaritas! Como somos unos tragaldabas de buen hocico, hoy inauguramos una nueva sección de recetas para, que con tus manitas, te conviertas en el nuevo Ferrán Adriá del barrio. Hoy hablaremos de ricas tapas para que hagas en tu casa. Si quieres compartir con nosotros tus mejores recetas, escríbenos a elsibaritaaccidental@gmail.com ¡Ya estás tardando!

¿Y quién es el ilustre invitado que inaugura esta sección? Un cocinero como la copa de un pino. Es aragonés de Belchite, y orgulloso de serlo: Roberto Baquero. Estudió restauración en la Escuela de Hostelería de Miralbueno. Forjó su carrera entre los fogones zaragozanos, alternándolos con los de Madrid y Barcelona. Fue subcampeón en el 2002 en el concurso de tapas en el Kursaal de San Sebastián (¡casi nada!) con la Taberna Zarcillos; Premio Originalidad de plata en el Certamen Gastronómico Aragonés del 2004 con restaurante La Suite. Ha colaborado en medios como Onda Cero y Aragón Televisión. Es coautor del libro La cocina del aceite del Bajo Aragón y actualmente está desarrollando nuevos proyectos gastronómicos en la restauración de Zaragoza. Pronto os diremos dónde para que podáis visitarle.

Lo que hoy nos trae Roberto son dos recetas fáciles para elaborar dos tapas resultonas,  baratas y con una nota de originalidad.

¡Buen provecho!

_____________________________________________________________________________

Por: Roberto Baquero

¿Tapas? Por su cultura, inteligencia y tal vez también por su ingesta de pequeñas cantidades de comida acompañando a sus sorbos de vino, se le denominaba El Sabio a nuestro rey Alfonso X o quizás tengamos que remontarnos al tabernero que a otro de nuestros Alfonsos, en este caso el XIII, le tapó la jarra de vino para que no le entrase ningún tipo de insecto, en este caso con una loncha de jamón, aunque lo normal fuera hacerlo con un buen trozo de pan, mucho más asequible en ese tiempo.

En resumidas cuentas, el término tapa nos denota una pausa en nuestra jornada diaria que nos la hace más agradable y calmamos el apetito.

Como no podría ser de otra forma, os presento el siguiente menú de dos tapas fáciles, económicas y por qué no, muy divertidas que en estos tiempos es necesario. En próximos posts os iré dando más recetas.

TOMATE, OLIVAS, PAN Y ACEITE

Ingredientes: 2 tomates naturales,1/2 cebolla tierna picada, un chorrito de aceite de oliva, sal, tostaditas de pan.

Elaboración: pelar el tomate, quitar las pepitas y picarlo finamente. Unir con la cebolla dulce, colocar sobre un colador la mezcla y eliminar el zumo de tomate quedándonos la parte sólida que envolveremos en papel film, dándole la forma original del fruto.

Acompañar esta tapa con las tostaditas y aceitunas negras, regando el conjunto con un buen aceite de oliva.

PATATAS BRAVAS PREÑADAS

Es una época en la que hasta a las patatas les damos el placer de disfrutar de un estado en el que muchas de las mujeres que pasean por nuestra ciudad nos aseguran que el futuro de la humanidad está asegurado. Por cierto, es una tapa muy adecuada para ellas.

Ingredientes: 2 patatas pequeñas, salsa de pimentón, sal y aceite

Elaboración: pelar las patatas, lavarlas y cocerlas en el microondas durante 7 minutos a potencia máxima. Dejar enfriar.

Para la salsa mezclaremos 2 cucharadas de mahonesa, tomate rallado natural, una punta de pimentón dulce (para evitar las molestias estomacales) y sal al gusto.

Moldearemos las patatas en esferas y las partiremos por la mitad, les haremos una incisión en la parte superior, rellenaremos con la salsa… ¡et voilá!