Dormir barato en Conil y a pie de playa… ¡es posible!

  • Alojamientos El Roqueo
  • Dirección: Urbanización Las Palmeras, s/n – 11140 Conil de la Frontera, Cádiz
  • Teléfono: 956 443 280
  • Precios: apartamento para dos desde 42 euros en temporada baja y desde 64 euros en temporada alta. Consulta tarifas completas y temporadas aquí.
  • Web: www.elroqueo.com
  • Correo: reservas@elroqueo.com, info@elroqueo.com

Por: Jaime Rull / @RullandRock

Es difícil decir algo nuevo sobre las maravillas de las playas de Cádiz, sobre su luz, sus gentes, su gastronomía… Sencillamente, le dejan a uno mudo, sin palabras. No creo que sea algo demasiado bueno, pero cada año que pasa más de moda están las playas gaditanas, desde Tarifa al Puerto de Santa María, pasando por Bolonia, Zahara de los atunes, Barbate, Caños de Meca, Chiclana o Conil de la Frontera, donde hoy nos vamos a detener.

Encontrar alojamiento barato y de calidad en esta localidad en verano -sobre todo en agosto- puede ser una auténtica pesadilla debido a su masificación. Sus estrechas y bonitas callejuelas no nacieron para soportar mareas de turistas, canis y seres ávidos de playa, alcohol y fiesta. Eso no quita para que Conil y, sobre todo, su entorno tenga un magnetismo y una belleza muy especial.

La imagen que la mayoría de la gente tiene de las playas gaditanas es ésta…

…kilómetros y kilómetros de extensas playas de arena dorada y aguas de color turquesa. Pero mucha gente desconoce la existencia de acantilados en Conil que ofrecen un acogedor refugio en los molestos e ingratos días con viento de Levante.

Pues bien, fue en este acantilado que flanquea la playa El Roqueo donde me llevé la agradable sorpresa de encontrar una de las mejores opciones de alojamiento barato en Conil de la Frontera… ¡y a pie de playa! ¡Todo un milagro si hablamos de Cádiz! Estoy hablando del complejo de apartamentos El Roqueo, que se encuentra en una zona tranquila a las afueras de Conil, con unas vistas panorámicas de la costa gaditana IMPRESIONANTES y desde el que puedes acceder a la playa a pie cómodamente a través de un camino escalonado que desciende desde lo alto del acantilado hasta la misma playa El Roqueo.

Y lo mejor son sus precios. Por ejemplo, el apartamento más básico para dos personas (con baño, cocina, dormitorio, salón pero sin terraza privada) cuesta en mayo-junio (temporada media) ¡unos 42 euros la noche! Y si hablamos de temporada alta (del 15 de julio al 31 de agosto y Semana Santa) el precio se pone en 64 euros.

….

Te prometo que todavía no he encontrado una opción más barata y de mayor calidad que ésta para alojarme en la costa de Cádiz frente al mar. Te recomiendo que consultes sus tarifas completas aquí.

Asimismo, El Roqueo ofrece opciones muy variadas opciones de alojamiento: los apartamentos que he comentado al frente del mar, estudios para dos personas en el casco antiguo de Conil de la Frontera o, incluso, casas rurales a 5 kilómetros de dicha localidad. Además posee un par de restaurantes con vistas al mar“El Roqueo” y “El mirador”– sencillamente espectaculares por sus vistas y su cocina. Pero otro día hablaremos con más detalle de estas pequeñas joyas de la gastronomía gaditana.

Mención aparte merecen las calas vírgenes de Cabo Roche, a menos de 15 minutos en coche desde El Roqueo. Un paseo inolvidable desde su faro bordeando los acantilados que cortan con su filo el atardecer de poniente.

Resumiendo: si buscas alojamiento barato y de calidad a pie de una de las mejores playas de Cádiz, ¡el Roqueo es tu sitio!

Mediterráneo: el viaje de Javier Gómez Santander (III) Cuevas y arroz caldoso

En la tercera etapa de su viaje mediterráneo, Javier Gómez Santander ha decidido jugarse el pellejo. Y no porque esté coqueteando peligrosamente con el sobrepeso y el colesterol a base de comilonas hipercalóricas; algo que, efectivamente, ya hace.

Gómez va más allá porque, en su infatigable afán de cebarse como una oca en los días previos de donar su hígado a la causa del foie-gras, ha burlado a una muerte temeraria superando peligrosos senderos y vertiginosos acantilados para llegar a paradisíacas calas y fascinantes cuevas excavadas en el pétreo litoral levantino. ¿La recompensa? Un orgásmico arroz caldoso por cuya degustación el propio Javier Gómez Santander renunciaría a sus principios más elementales y posesiones más preciadas, como su afamada colección de fulares de seda.

¡Disfruta del vídeo de la tercera etapa del viaje mediterráneo de Javier Gómez Santander!

Mira aquí el vídeo de la primera etapa del viaje de Gómez.

Y acá, el segundo.

Mediterráneo: el viaje de Javier Gómez Santander (II): chupándose los dedos en Denia.

Lo prometido es deuda: Javier Gómez Santander nos cuenta la segunda jornada de su odisea gastronómica, de su Mediterráneo. Y lo hace escuchando los cantos de sirena que le atraen irremediablemente hacia Denia y el mejor arroz a banda de toda Valencia y buena parte del Cosmos.

Por el camino, da buena cuenta de rojos gambones, cefálopodos y pulpos a la plancha. Todo un sacrificio. Así que mira, admira y toma nota de los mejores sitios para comer en Denia que nos recomienda Javier Gómez Santander:

Atún, marisco y pescaíto rico y barato en la costa de Huelva

Por: Curri

Septiembre es un mes maravilloso para estar en la playa. Continúa el calorcito y encima puedes disfrutar de ella tal como se ve en esta foto de la infinita playa de Punta Umbría (Huelva): sin un alma los días de diario.

Así que, para los suertudos que aún estén de vacaciones y se encuentren por la zona de Huelva, aquí tienen la primera de dos estupendas (y tiradas de precio) recomendaciones gastronómicas que conocí gracias a mi gran amiga Ilde Llanes, a la que nunca agradeceré lo bastante no sólo que me acogiera (maravillosamente) de okupa este verano, sino que además me enseñara los rincones más auténticos de su tierra.

  • La Terraza: calle Garza, 3. Punta Umbría (Huelva)
  • Claves: todos los días cambian de carnes y pescados; especialidades: pescados salvajes a la plancha, calamares rellenos, huevas cocidas, garbanzos con langostinos, albóndigas de choco y atún de cuaresma, entre otras.
  • Precio: 20 euros de media.

La primera impresión que te llevas al entrar en La Terraza es la de estar en el clásico chiringuito de toda la vida, espacioso y luminoso, con su tejado de caña, sus sillas de plástico, sus manteles de cuadros…Pero si te fijas un poco más, te das cuenta de que no estás en un bar de playa normal y corriente, estás en un señor-chiringuito con mayúsculas.

Primero, porque tienen una plancha espectacular al lado de la barra donde se cocinan lubinas, caballas y doradas fresquísimas. Segundo, por su posición privilegiada frente a la playa de Punta Umbría:

Y tercero porque, cuando empiezan a llegar las raciones, te das cuenta de que aquí la materia prima es de primera y está cuidada y cocinada con cariño.

Nosotros, para ir abriendo boca, pedimos un vasito de gazpacho casero riquísimo (2.50 euros) y unas coquinas (9.50 euros) para las que no tengo palabras de buenas que estaban.

Solo puedo decir que pringamos pan en esa salsa como si nos fuera la vida en ello:

Seguimos con unos chocos fritos (9 euros ración / 5 media ración). Frescos, tiernos y cero grasientos, nada que ver con la fritanga que te dan en muchos chiringuitos playeros.

Y rematamos con una ración que me sorprendió por desconocida y porque estaba impresionantemente rica: atún de Cuaresma (10 euros). En Cádiz he probado el atún de mil formas: a la plancha, encebollao, en salsa, en brochetas…Pero nunca lo había probado así, al estilo moruno, con pasas, piñones, cebolla, tomate y patatas. Ya os podeis imaginar lo que duró en el plato con esta pintaza y un sabor sencillamente espectacular.

Y si la comida estaba rica, la atención de su simpatiquísima dueña, Rafi, no pudo ser mejor. Llegamos a comer pasadas las 4 de la tarde, a las 5 y pico no habíamos acabado, éramos los únicos clientes y no solo no nos pusieron mala cara, sino que ella y sus hijas (entre todas llevan este chiringuito que lleva décadas y que fue el primero en instalarse en la playa de Punta Umbría) nos animaban una y otra vez a quedarnos todo el tiempo que quisiéramos.

Rafi, a la que le gusta pegar la hebra con los clientes, nos contó además algunos de sus secretillos, como por ejemplo cómo cocina en la plancha las doradas salvajes durante ¡tres horas! o las huevas cocidas también en plancha con aceite de oliva virgen extra y zumo de limón recién exprimido. Y nos dio un “soplo” muy a tener en cuenta: las mejores sardinas de la temporada iban a llegar en el mes de  septiembre, según le habían dicho los marineros de la zona.

Así que, avisados quedáis: si estáis por Huelva en estos momentos, os podéis dar un pedazo de festival de sardinas a la plancha en La Terraza de Punta Umbría. Vais a comer de lujo… pero, ¡ojo!,  a precios de chiringuito. Y rodeados de vistas tan bonitas como ésta:

Alojamiento barato y con vistas al mar en Menorca

  • Apartamento en la urbanización Tamarindos
  • Dirección: Urb. Playas de Fornells 07740 Menorca
  • Precio por semana: 500 euros en temporada baja y 600 en temporada alta.
  • Contacto: Robert Pullen (propietario) robertpullen123@btinternet.com
  • Claves: apartamento con capacidad para 2-4 personas, con piscina, dormitorio independiente, salón con cocina americana y terraza y balcón con vistas al mar y las mejores vistas al faro del cabo de Cavallería.

Por Jaime Rull / @RullandRock

¡Ya estamos de vuelta de nuestras merecidas vacaciones! Y es mejor disfrutarlas antes de que llegue el temido rescate… En El sibarita accidental lo tenemos muy claro: queremos recomendarte los mejores sitios para dormir y comer al mejor precio, que para eso estamos en crisis. Así que hoy traigo noticias frescas de uno de los paraísos terrenales a los que hay que fugarse todas las veces que se pueda en esta vida: Menorca.

Hoy te voy a recomendar el apartamento en el que he pasado una de las mejores semanas de vacaciones de mi vida. Se encuentra en lo mejor de la costa norte de la pequeña isla balear, en la Urbanización Playas de Fornells, a apenas 5 kilómetros del bellísimo pueblo homónimo, Fornells. Seguro que al oir la palabra “urbanización” se te erizan los pelos como a un gato, porque seguro que esperabas que te hablara de algo más pequeño e íntimo. Pero el caso de Playas de Fornells es diferente: no hablamos de horrendos bloques de apartamentos sino de respetuosas edificaciones de no más de dos alturas, tranquilas, de estilo mediterráneo y en consonancia con su entorno. Y además, al borde del mar.

Vayamos al grano: durante el mes de junio me devané los sesos y me dejé varias dioptrias frente al ordenador buscando alojamiento barato en la isla. Dada mi ignorancia sobre la misma, y como era la primera vez que viajaba hasta allí, me costó encontrar una opción. Pero al final tuve la suerte de recalar en www.homeaway.es, web de alquiler de alojamientos en todo el mundo, y dar con un apartamento para 2/4 personas que me atrapó desde el primer momento al estar pegado al mar y por tener, con diferencia, el precio más barato entre todos los alomientos que busqué: 600 euros la semana en temporada alta, a poco más de 80 euros al día. Y ¡bingo, no me equivoqué! A mediados de julio volé hasta Mahón, cogí un coche de alquiler y, al llegar, éste fue el apartamento que me encontré:

Al salir a la terraza, me esperaban las mejores vistas del cabo de Cavallería con su inconfundible faro y la agreste costa norte de Menorca.

Y la más agradable sorpresa me la llevé en el amplio dormitorio, al descubrir que tenía un bonito balcón con vistas al mar y una gran cama de matrimonio… ¡comodísima! Nada que ver con las títpicas camas viejas y duras como piedras de los típicos apartamentos costrosos de otras zonas de playa.

El baño era moderno y muy amplio. La cocina americana, integrada en el salón, de tamaño más que suficiente para dos personas.

Uno de los puntos fuertes de este apartamento, la amplia piscina en la que empezar la mañana con un buen chapuzón:

Y un detalle que me encantó al cerrar la reserva con el propietario:

– ¿Y el apartamento tiene TV?

– No, pero te puedo garantizar que donde vas a estar lo último que querrás hacer será ver la TV.

Y así fue. Nada de TV. Felicidad absoluta al eliminar la dependencia a la caja tonta durante al menos una semana. El propietario del apartamento es un inglés bastante simpatico, Robert Pullen, y la gestión del inmueble la realiza a través de una agencia inmobilaria local, MC Properties, regentada también por ingleses. A mí me atendió una de sus responsables, GIll Nye, quien se maneja en español de una manera un poco regulera, aunque es encantadora y siempre dispuesta a ayudarte y a atender a tus peticiones, siempre que estén en su mano. En este sentido, un sobresaliente muy alto.

Y de Menorca, qué quieres que te cuente… Es el paraíso terrenal. Nada de lo que te digan estará a la altura de la realidad. Así que para abrirte el apetito (visual, porque otro día te hablaré de sitios ricos y baratos para comer en la isla) te dejo estas fotos de las calas y playas que más me han gustado de Menorca. Ojo, no hay ninguna fea, pero reconozco que éstas me han robado el corazón. ¡Disfrútalas antes de que nos rescaten!

Para empezar, la maravillosa Cala Macarella en la costa sur de la isla:

Y su hermana pequeña, a 10 minutos andando por un sinuoso camino por la costa, Cala Macarelleta:

Y mi favorita, mi gran descubrimiento de Menorca, a la que se sólo se puede acceder tras una caminata de 40 minutos desde el parking que se encuentra junto a la playa de Son Saura: la cala de Es Talaier, también al sur de la isla.

Estas son algunas de las joyas que me he encontrado en Menorca. ¿Te lo vas a perder?

Menú sorpresa de tapas ricas y originales ¡por 10 euros! (y con vistas al Mediterráneo)

  • Taverna El Pòsit
  • Dirección: Avenida del Puerto, 23. Villajoyosa (Alicante)
  • Teléfono: 96 685 15 19
  • Claves: Menú de ocho tapas sorpresa por 10 euros; menú de 5 tapas + arroz del día (los bordan) por 16 euros; fresquísimo pescado del día con guarnición (14 euros). Mini postres riquísimos y caseros por…¡1 euro!.
  • www.tavernaelposit.es

Por: Curri

Hoy volvemos a Villajoyosa, algunos de cuyos suertudos vecinos tienen la inmensa suerte de desayunarse…¡con este pedazo de vista todos los días!

En el post anterior sobre esta localidad alicantina os hablé de los famosos chocolates vileros, de su espectacular Mercado Central y de cómo daros en él un festival de chuperreteo de gamba roja sin necesidad de arruinaros.

Ahora toca hablar de un restaurante en el que comí de maravilla y que tira por tierra la máxima (ampliamente extendida) de: terracita frente al mar=sablazo que te cagas.

Se llama Taverna El Pòsit y lo primero que vemos al llegar es esta terracita tan maja con vistas al Mediterráneo:

Lleva abierto pocos meses, pero con éxito total (el sábado que fuimos nosotros a cenar estaba a tope), gracias a sus precios más que asequibles y a la originalidad de su propuesta. Y es que en El Pòsit, aparte de la clásica fórmula entrantes + carne o pescado puedes optar por múltiples combinaciones, y todas para pensárselas. Nosotros nos decidimos por la que más triunfa entre el personal: su menú de tapas sorpresa por tan sólo 10 euros.

!Ojo!, no esperes tapas grandes, más bien la mayoría de ellas te las puedes comer de un bocado o dos (de hecho ellos las llaman “bocados del Mediterráneo”), pero te garantizo que no te vas a quedar con hambre porque son…!ocho tapas! Yo os aseguro que tengo buen saque y me quedé más que saciado. Dicho esto, y regadas con un muy rico vino de Alicante Celler La Muntanya 2009 (93 puntos en la guía Peñín) a un más que razonable precio de 14 euros la botella (9.60 vale en la web de la bodega), éstas son algunas de las tapas que nos zampamos en El Pòsit:

Comenzamos con una muy rica Coca de salchica roja y champiñón:

Continuamos con (ver foto que encabeza este post) un espectacular Foie gras de pato con coca de almendra típica. A mí esta tapa me alucinó, porque la combinación de foie con bizcocho y la mezcla de virutas de chocolate de Villajoyosa y sal maldon me pareció brutal. Después, en plan más fresquito, nos llegó el Salmorejo con jamón ibérico y huevo y la Ensaladilla de gambita blanca de Villajoyosa:

Todavía estábamos rebañando a saco el cuenquito del salmorejo cuando vinieron este pedazo de Anchoas con cebolla tierna asada y aceite de oliva:

Y otra tapa memorable que nos hizo relamernos de gusto: esta jugosa carrillera que está pidiendo a gritos hincarla el diente.

Y para rematar la jugada, los maravillosos postres, que merecen un capítulo aparte, por diferentes. Me explico. Son diferentes porque… ¡¡valen 1 euro!! Y sí, hay truco. También son diferentes porque en realidad son diminutos, son mini postres. Siendo como soy un tragaldabas que no perdono el dulce, me parecieron, sin embargo, una alternativa buenísima. Porque, después de ponernos hasta las trancas…¿cuántas veces llegamos al postre con la barriga a tope y al final pedimos uno para cuatro? O si pedimos uno para cada uno, acabamos con el pantalón a punto de estallar. En resumen, se agradece que también existan estos mini postres (los he visto también en San Wich, una muy recomendable hamburguesería y sandwichería chilena en la calle Hortaleza, en Madrid) y además, !a un euro están más que bien pagados!

Dicho esto, he aquí los maravillosos postres pitufos de El Pòsit. A la izquierda, Tres chocolates vileros, en el centro, con el que yo rocé el cielo, un Taco de coca de almendra con mousse de caramelo y granizado de naranja y miel, absolutamente espectacular, y a la derecha, un impresionante de rico Petit suisse casero de dulce de leche y manzana. No hay palabras para describir mi emoción al meter la cuchara en todos ellos, amigos…

Al final, con el menú tapas, el vino, postre y pan, salimos por 17 euros clavados, un precio cojonudo para lo bien que comimos. Bien y además…rápido, sin esperas. Tal como nos contó el cocinero, dueño y alma de El Pòsit, Toni Mayor, encantador y apasionado por su trabajo donde los haya, una de las cosas que más cuidan es que el cliente no tenga que sufrir esperas innecesarias, y más cuando se trata de un menú de bocados pequeños. Tan ágiles son sirviendo que, según nos contaba, algunos guiris disfrutones de las tapas les dicen de vez en cuando: “slowly, slowly, please…”

Pero El Pòsit es mucho más que un restaurante de tapas. Tienes arroces del día buenísimos (como un arroz de rape y alcachofas) por 9 euros, o una combinación de arroz del día + 5 tapas por 16 euros. O también puedes optar por un pescado salvaje del día más guarnición por 14 euros. Tienes chapatas, embutidos, entrecot, solomillo…Todo preparado con mimo, bien presentado y a muy buen precio. Y servidos por camareros/as muy jóvenes que destilan buen rollo mientras van a la carrera. Y si giras tu cabecita, tienes el Mar Mediterráneo enfrente. ¿Se puede pedir más?

Fabada asturiana, chuletón, tarta de queso, mucha sidra… ¡Y todo bueno, rico y barato!

  • Casa Sucón
  • Dirección: Carretera General s/n. Caldueñín. 33500 Llanes (Asturias)
  • Teléfono: 985 40 62 22
  • Cómo llegar: para ir desde Llanes, pincha aquí.
  • Especialidades: fabada asturiana (imprescindible), parrilla de carne (raciones enormes) y postres caseros (la tarta de queso es para llorar).
  • Otros datos: dispone de terraza, parking propio y abre todos los días. No tiene web.

Por: Jaime Rull / @RullandRock

En el sibarita accidental sentimos un amor muy especial por Asturias. Estoy convencido de que si el paraíso terrenal existió alguna vez fue en esta tierra y que la famosa manzana de Eva sirvió para hacer sidra asturiana.

Hace unas semanas ya hablamos de las maravillas del concejo de Llanes y de una de las mejores opciones de alojamiento barato en la zona, la Casa Pancho.

Hoy nos vamos a ir desde Llanes hacia el interior, hacia la montaña. Será en medio del puerto del Mazuco, a poco más de 20 minutos en coche desde Llanes por la carretera comarcal LLN-7, donde nos encontremos con el municipio de Caldueñín. A un lado de la carretera, oculto entre montañas y grandes masas de árboles, nos encontramos con el Restaurante El Sucón. Éste fue el escondido paraíso gastronómico que me ha revelado el insigne amigacho Pepe de Uriarte, habitual de la zona. ¡Gracias, Pepe!

Este restaurante tiene un amplio salón y parking propio. Pero lo mejor es su terraza cubierta junto a un arroyo que hace aún más agradable la comida.

Debemos tener claro que al restaurante El Sucón se viene a jugar a lo grande. Así que, para empezar, una vez analizada la carta, decidí abrir boca con un clásico asturiano como es la fabada.

Sigue leyendo