Croquetas de choco con “mucho arte” en la playa de Bolonia

Vacas en la playa de Bolonia

  • Las Rejas: playa de Bolonia, (Cádiz).
  • Teléfono: 956 688 546 / 685 010 274
  • Claves: especialidad en croquetas de choco, frituras y pescado fresco traído diariamente de la lonja de Barbate.
  • Precio: 25-30 euros.
  • www.lasrejasrestaurante.es

Por: Curri

Desde que las probé el verano pasado, soñaba con volver a catarlas: las croquetas de choco de Las Rejas, en la playa de Bolonia. Si ya es difícil comer unas buenas croquetas estilo madre, unas de choco (o sepia), ni te cuento. Las últimas que había probado en Madrid y Tarifa eran ladrilletes infumables, secas y apelmazadas. Así que, hace algunos fines de semana, aprovechando una escapada de despedida de verano en Tarifa, para Las Rejas que nos fuimos. Veníamos de una excursión por el maravilloso Parque Natural de Los Alcornocales (Muy recomendable, por cierto. La hicimos con Genatur a solo 8 euros por persona) y llegábamos con un hambre canino.

En unos minutos las teníamos sobre la mesa: de pequeño tamaño, jugosas, con el sabor a mar de un choco fresco recién traído de la lonja de Barbate y con la cremosidad que le proporciona la tinta fresca del calamar recién extraída (aquí el tema tinta congelada no lo trabajan). De acompañamiento, unas simples papas fritas caseras, que no es poco. Unas croquetas espectaculares.

Croquetas de choco de Las Rejas

Pedimos también para compartir unas tortillitas de camarones, nada grasientas y con un rebozado ligero y sabroso. Muy ricas.

Tortillitas de camarones de Las Rejas

De segundos, un arroz con marisco a buen precio (10 euros), y aconsejados por José, uno de los dueños, pedimos también un mero y un lenguado fresquísimos. Este último solo para valientes, tamaño XXL.

Mero plancha en Las Rejas en Bolonia

 

Y no puedo olvidarme de los simpatiquísimos dueños de Las Rejas, los hermanos José, Isabel (Cuqui) y Carlos, que llevan 27 años (desde los tiempos en que “solo iban a Bolonia cuatro windsurfistas chalaos”)  atendiendo a los clientes con todo el “arte” y la gracia del mundo que solo puede tener un gaditano.

Carlos, Isabel y José, los simpatiquísimos dueños de Las Rejas, en Bolonia

Y con ese gracejo nos contaba Cuqui la papeleta (en el mejor sentido de la palabra) con la que se encontró recientemente cuando se le presentaron a comer y sin avisar Ferrán Adriá, Juan Mari Arzak y otros cocineros de postín y allí “se empezaron a descorchar botellas de vino de 50.000 pesetas” como si no hubiera mañana. Los mejores cocineros del mundo jartándose a croquetas de choco y vino del güeno. Casi ná.

Después del buen rollo con el que salimos de Las Rejas, planazo para rematar la faena: mi caipirinha favorita en el chiringuito La Cabaña, a 200 metros de Las Rejas, y siestorro en El Escondite del Viento, en Tarifa.

Fachada del Escondite del Viente en Tarifa

Terraza y hall del Escondite del Viento

Es un hotelito ubicado en un edificio de 200 años situado en una de los rincones históricos con mas encanto de Tarifa y decorado con gusto exquisito por su dueña, Alejandra de Pablos, que atiende maravillosamente a la clientela, tanto patria como guiri, que recala en una de las 8 habitaciones de esta joyita escondida entre callejuelas con sabor moruno. Aparte de brujulear por la web, os aconsejo hablar directamente con Alejandra, que tiene a lo largo del año ofertas puntuales que van desde los 55 euros la habitación más sencilla.

Una de las 8 habotaciones del Escondite del Viento

Ese fin de semana glorioso dio para mucho más. Por la noche tapeamos de escándalo en Tarifa, en el Lola, pero ese será otro post, amigachos…

Setas de nieve, guisos de cuchara y patés artesanos entre imponentes montañas riojanas.

Sierra Cebollera

  • Los Cucharones: carretera N-111, Pradillo (La Rioja).
  • Teléfono: 650 891163
  • Claves: cocina riojana casera y de mercado. Especialidad en verduras, caparrones con chorizo, setas de temporada y carnes rojas. Postres caseros de premio.
  • Precio: 25 euros de media los fines de semana. De lunes a viernes, menú del día a 11 euros con guisos de cuchara, migas con chorizo, carnes de la zona…

Por: Curri

No todo está perdido, amigachos sibaritas. Da gusto comprobar que aún quedan zonas en España a los que no ha llegado el feísmo hortera y de nuevo rico que se ha cargado el 90% de los pueblos de este país(¿hay algo más horroroso que esas ristras de adosados low cost sin gracia que tapan los cascos históricos de pueblos de media España?).

¿Es que ningún alcalde se da cuenta de que alfombrar de cemento, plantar farolas de dudoso gusto y crear polígonos industriales que acaban convirtiéndose en secarrales no convierte a sus pueblos en más desarrollados, sino en más horteras?

La respuesta es: SÍ. Alguno parece haberse dado cuenta: los de la Sierra de Cameros. Desconozco si ha sido por el aislamiento del lugar o verdaderamente por sentido común, pero en esta preciosísima zona montañosa de La Rioja no existe un pueblo feo.

La entrada a Villoslada de Cameros

Desde el (arriba) privilegiado Villoslada de Cameros (acceso al maravilloso Parque Natural de la Sierra Cebollera), pasando por el muy fotogénico Ortigosa de Cameros o el diminuto (abajo) Aldeanueva de Cameros…

Aldeanueva de Cameros

…Los pueblitos de los Cameros, sin ser de postal, demuestran que la belleza honesta y simple de una casona de piedra  es imbatible y que es mucho más saludable y agradable a la vista caminar por adoquines invadidos por el musgo que por áridas calles de cemento.

Si a eso le unes iglesias imponentes, puentes, lavaderos y fuentes centenarias, paisajes impresionantes y sobre todo agua, mucha agua brotando por todas partes (riachuelos, cascadas, caños, agua manando hasta de las paredes de las montañas), el resultado es un paraíso rural no contaminado por el turismo masivo, que ahora luce espectacular por la inmensa cantidad de agua y nieve caída.

Maria Jesus, dueña y cocinera de Los CucharonesEn uno de estos pueblos, Pradillo, atiende María Jesús Espinosa en su restaurante: Los Cucharones. Ya el nombre provoca jugos gástricos. Únicamente un cartel: BAR Restaurante Los Cucharones en la Sierra de CamerosCOMIDAS, en la carretera nacional que atraviesa el pueblo, nos avisa de su presencia. Un reclamo modesto para una bonita casona solariega en la que se come de lujo.

El interior es de lo más sencillo: tan solo seis mesas separadas por un biombo del resto del bar, todo piedra y vigas de madera. La chimenea que preside el comedor y los chuzos que caían fuera invitaban a un buen guiso de cuchara. Así que nos lanzamos en plancha a una cazuela de cremosos y sabrosísimos caparrones (alubias rojas riojanas) con chorizo y tocino (9 euros).

Caparrones con chorizo en Los Cucharones, La Rioja

De la cazuela solo quedó el dibujo de la cerámica, porque untamos pan (¡qué pan se come en La Rioja!) como si no hubiera mañana.

Compartimos también otro plato potente que desconocía: el timbal (9 euros). Es una fina crema de patata riojana con picadillo de chorizo con un señor huevo frito coronando el plato. Mezcla consistente y riquísima.

Timbal de patatas con picadillo en Los Cucharones

Los segundos no se quedaron atrás. Lomo bajo de ternera (15 euros), jugosa y de sabor extraordinario, con salsa de boletus, patatas panadera y unos pimientitos asados (¡como no, ésto es La Rioja!) de quitarse el sombrero.

Carnes rojas en Los Cucharones, en Pradillo (la Rioja)

 Y más pimientos espectaculares. Esta vez rebozados y rellenos de los exquisitos marzuelos (10 euros), también llamado setas de nieve. Son las primeras del año y bastante difíciles de encontrar. Como nos comentaba Maria Jesús, suelen cogerse a finales de marzo, pero este año se han adelantado por el frío, el agua y la nieve caída. Benditos sean esos marzuelos, amigachos…

Los exquisitos pimientos rellenos de marzuelos de Los Cucharoness

Pero es en los postres donde las manos de la cocinera alcanzan la magia absoluta. Tanto la tarta de queso con higos confitados como la de turrón con mermelada de moras (4 euros ambas) eran para sacar a María Jesús a hombros. Ma-ra-vi-llo-sas las dos.

Maravillosa la tarta de queso de Los Cucharones, en La Rioja

La maravillosa tarta de turron de Los Cucharones

Pero en Los Cameros se come bien y barato por todas partes. No me quiero olvidar de los ricos desayunos de la casa rural Posada Hoyos de Iregua (una bandeja gigante de rebanadas de pan recien horneado con aceite, salchichón serrano, croissancitos de chocolate, café y zumo por 3.50 euros), o los pinchos de tortilla del Corona (¡un saludo para Diego Sainz!), ambos en Villoslada de Cameros, los consistentes bocatas de tortillla de chorizo en La Terraza de Torrecilla en Cameros o los garbanzos con berza del menú del día de Monte Real en San Román de Cameros.

Y si lo vuestro son los embutidos o la carnaza para barbacoa, acercaos a la carnicería  de Nieva de Cameros (allí compra la carne María Jesús) o a la carnicería Maza en Patés artesanos de Ortigosa de CamerosOrtigosa. Venden chuletones espectaculares a menos de 14 euros el kilo y patés artesanos a…atención, !70 céntimos la lata pequeña y 1.10 la lata grande! Yo creo que ni el foie gras de Hacendado es más barato. Y éste es natural.

De la carnicería me gustó hasta el papel de estraza para envolver. No os digo más.

Ricos embutidos y carnes rojas en la carniceria Maza de Ortigosa de Cameros

Fabada asturiana, chuletón, tarta de queso, mucha sidra… ¡Y todo bueno, rico y barato!

  • Casa Sucón
  • Dirección: Carretera General s/n. Caldueñín. 33500 Llanes (Asturias)
  • Teléfono: 985 40 62 22
  • Cómo llegar: para ir desde Llanes, pincha aquí.
  • Especialidades: fabada asturiana (imprescindible), parrilla de carne (raciones enormes) y postres caseros (la tarta de queso es para llorar).
  • Otros datos: dispone de terraza, parking propio y abre todos los días. No tiene web.

Por: Jaime Rull / @RullandRock

En el sibarita accidental sentimos un amor muy especial por Asturias. Estoy convencido de que si el paraíso terrenal existió alguna vez fue en esta tierra y que la famosa manzana de Eva sirvió para hacer sidra asturiana.

Hace unas semanas ya hablamos de las maravillas del concejo de Llanes y de una de las mejores opciones de alojamiento barato en la zona, la Casa Pancho.

Hoy nos vamos a ir desde Llanes hacia el interior, hacia la montaña. Será en medio del puerto del Mazuco, a poco más de 20 minutos en coche desde Llanes por la carretera comarcal LLN-7, donde nos encontremos con el municipio de Caldueñín. A un lado de la carretera, oculto entre montañas y grandes masas de árboles, nos encontramos con el Restaurante El Sucón. Éste fue el escondido paraíso gastronómico que me ha revelado el insigne amigacho Pepe de Uriarte, habitual de la zona. ¡Gracias, Pepe!

Este restaurante tiene un amplio salón y parking propio. Pero lo mejor es su terraza cubierta junto a un arroyo que hace aún más agradable la comida.

Debemos tener claro que al restaurante El Sucón se viene a jugar a lo grande. Así que, para empezar, una vez analizada la carta, decidí abrir boca con un clásico asturiano como es la fabada.

Sigue leyendo